Nuevo descubrimiento en la relación entre la carne procesada y el cáncer de colon: este es el papel de la bacteria E. coli

La carne roja se considera "probablemente carcinógena"
La carne roja se considera "probablemente carcinógena"
UNSPLASH
La carne roja se considera "probablemente carcinógena"

Hace ya tiempo que existe consenso científico en torno a que el consumo de carne procesada aumenta el riesgo de padecer cáncer de colon. Y es que todos los estudios que se realizan en esta dirección terminan por obtener conclusiones similares.

Lo que no está tan claro, no obstante, es por qué sucede esto. Se han propuesto varias hipótesis al respecto, y algunas de ellas involucran un tercer factor que es la microbiota intestinal: el conjunto de organismos que, de manera natural, habitan en el tramo inferior de nuestro tracto digestivo.

Dieta occidental y pks+ E. coli

Esta es la línea que explora un artículo publicado en la revista científica Gastroenterology por un grupo de investigadores estadounidenses, que asocia la dieta de la dieta occidental (rica en carne procesada, carne roja, azúcar y granos refinados y baja en verduras y legumbres) con un subgrupo particular del cáncer de colon, caracterizado por la abundante presencia de una forma de la bacteria E. coli que contiene unas enzimas llamadas policétido sintasas (pks+ E. coli).

Esto lleva a los autores a argumentar que, en la relación que existe entre la dieta occidental (y por tanto el alto consumo de carnes procesadas) y el riesgo elevado de cáncer de colon, la microbiota intestinal actuaría como una suerte de mediadora.

Para llegar a estos resultados, los científicos tomaron datos de casi 135.000 adultos, recopilados en las bases de datos de los estudios Health Professionals Follow-up Study y el Nurses' Health Study. Como parte de estos trabajos, los profesionales sanitarios eran preguntados cada cuatro años por la frecuencia con la que consumían ciertos alimentos, con lo que es posible estimar el patrón dietético que siguen.

Posteriormente cruzaron estos datos con la incidencia de cáncer colorrectal, y con las características particulares, incluyendo la presencia de pks+ E. coli. Así, encontraron que el patrón dietético occidental estaba fuertemente ligado a la incidencia de este tipo particular de cáncer de colon, y que la relación era más fuerte cuanto mayor era la presencia de esta bacteria en el tumor.

Aplicaciones en la clínica

Por supuesto, es necesario indagar más allá para terminar de entender qué mecanismos precisos operan tras esta relación. Hasta entonces, no obstante, los autores de este trabajo defienden que el descubrimiento tiene potenciales implicaciones clínicas.

Por ejemplo, opinan que estas conclusiones aportan evidencia sobre el riesgo que implica el seguir el patrón dietético occidental, con su alto consumo de carnes procesadas y rojas y su baja presencia de verduras y legumbres. De esta manera, defienden que estas personas necesitarán mayor escrutinio médico que quienes sigan dietas diferentes.

Igualmente, opinan que esta investigación ahonda en la necesidad de realizar modificaciones en la dieta como parte de las estrategias preventivas del cáncer de colon.

Referencias

Arima, K et al. Western-style Diet, pks Island-Carrying Escherichia coli and Colorectal Cancer: Analyses from Two Large Prospective Cohort Studies. Gastroenterology, 2022. DOI: https://doi.org/10.1053/j.gastro.2022.06.054. Consultado online el 05/07/2022.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento