Hace más de 20 años que Nespresso y George Clooney le dieron la vuelta a la forma en la que tomamos café. Con la llegada de las famosas cápsulas de colores, muchos amantes de la bebida aromática aparcaron sus cafeteras italianas e introdujeron en casa por primera vez una pequeña máquina de café expreso.

Un espectacular caso de éxito de Nestlé que replicaba en nuestras cocinas el lucrativo modelo de negocio de las impresoras: máquinas baratas, pero que requieren un suministro permanente de cápsulas de un solo uso –hasta hace poco exclusivas de la compañía– a un precio bastante superior al del café en paquete.

Ahora LG (que fabrica también impresoras, por cierto) se ha propuesto replicar el modelo de Nespresso, pero con cerveza... La compañía acaba de anunciar que presentará este enero una máquina para hacer cerveza en casa (un pasatiempo popular en países con altos impuestos sobre el alcohol) mediante cápsulas.

El tamaño es bastante mayor que el de las máquinas Nespresso, pero es que las LG HomeBrew podrán fabricar hasta cinco litros de cerveza de una vez. Suponemos que porque la cerveza suele tomarse en cantidades superiores a las del café, y también porque la máquina de LG tardará unas dos semanas en producirla, aunque los impacientes podrán controlar el proceso desde una app en el móvil.

Las cápsulas de un solo uso de la nueva HomeBrew –disponibles para varios tipos de cerveza: Pilsner, cerveza de trigo, negra, IPA y Pale Ale– llevarán malta, levadura, aceite de lúpulo y saborizantes. Y, con un clic, la HomeBrew pondrá en marcha el proceso de fermentación, carbonatación y envejecimiento de la cerveza deseada. Un algoritmo especial, dice la compañía, controlará la pureza del agua, los tiempos, las temperaturas, y hasta la autolimpieza final. A ver si también le gusta a George Clooney.