Por un Podemos en Movimiento

MIGUEL URBÁN. Cofundador y eurodiputado de PodemosOPINIÓN
Miguel Urbán, cofundador y eurodiputado de Podemos.
Miguel Urbán, cofundador y eurodiputado de Podemos.
PODEMOS

Podemos tiene un reto histórico: estar a la altura de la claudicación de la gestora del PSOE que lo convirtió en el único partido de oposición a la gran coalición neoliberal liderada por el PP y apoyada por Ciudadanos y el PSOE. Un reto que no podemos llevar solos sobre nuestras espaldas: necesitamos repartirlo y compartirlo con miles de personas que trabajan fuera de los focos, para que el cambio en nuestro país sea una realidad. Justamente por esto es tan importante la próxima Asamblea Ciudadana de Podemos, conocida popularmente como Vistalegre II, sin duda uno de los grandes acontecimientos políticos de este inicio de año.

El debate en Podemos es algo inédito en la cultura política española. Un debate público, abierto, en un sistema de partidos cuya principal característica es la opacidad representa una anomalía virtuosa que hay que cuidar y desarrollar. Por eso es importante que todas las que participemos en este proceso estemos a la altura. Nuestro reto durante el próximo mes es tener un debate riguroso, respetuoso, que ponga encima de la mesa los asuntos a tratar de forma comprensible, que aborde de forma clara los acuerdos y normalice los desacuerdos y nos permita, en definitiva, optimizar nuestro potencial no solo como oposición al gobierno de los recortes y del reparto de la miseria, sino también para poder pasar a la ofensiva como herramienta de cambio.

La propuesta Podemos en Movimiento, en la que participo junto a mucha otra gente que ha venido defendiendo un Podemos democrático y al servicio de la transformación social desde el principio, recoge y desarrolla una serie de ideas que nos parecen fundamentales para el próximo periodo. En primer lugar, la necesidad de componer un clima interno en Podemos en donde la pluralidad y el pluralismo no sean un problema, sino una virtud. En paralelo, avanzar en la democratización de la organización, radicalizando las medidas antiburocráticas y la participación desde abajo para que Podemos no termine convirtiéndose en un partido como los demás. Por otro lado, liderazgos compartidos frente a los hiperliderazgos, participación desde abajo frente al riego de la burocratización, ‘despatriarcalizar’ la vida interna y los órganos de dirección, depender de la gente en vez de depender de los bancos o de las subvenciones. Porque la cuestión de la organización no es una cuestión meramente administrativa: el objetivo es diseñar un espacio capaz de arraigarse en los barrios, fortalecer los lazos con los movimientos populares y sindicales, de construir contrapoderes independientes que lleven la política más allá de los parlamentos y de las redes sociales, de unir, ampliar y alimentar los conflictos sociales en un nuevo ciclo de movilizaciones. Queremos ganar en todos los frentes.

Es el momento de la política con mayúsculas. Toda la fuerza de Podemos debe ponerse al servicio de construir un gran movimiento popular con un programa basado en medidas económicas fuertes, como la renta básica, la auditoría de las deudas privadas y públicas que son consecuencia directa de la gran estafa a la que hemos sido sometidos, poner bajo control social sectores estratégicos de la economía necesarios para una vida digna para la mayoría, poner coto a los grandes oligopolios financieros, derogando todas las medidas lesivas contra la mayoría social y comenzando a plantear que la obligación de cualquier gobierno es ampliar los derechos, no recortarlos. Ese proyecto de sociedad alternativo tiene un nombre, «revolución democrática», y se traduce en una perspectiva constituyente donde podamos discutir sobre todo, incluyendo el derecho de los diferentes pueblos a decidir su futuro. En definitiva, es el momento de recuperar la capacidad de estar a la ofensiva, rearmarse para la nueva fase y ser capaces de que Podemos no solo persiga movilizar a millones de personas en momentos electorales puntuales, sino que esté dispuesto a construir comunidad como alternativa al avance de la miseria de las políticas neoliberales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento