ISABEL SERRANO. PERIODISTA

Huelga del taxi y política

Un conductor se encara con un grupo de los taxistas, que cortan la plaza de España de Barcelona, durante el quinto día de huelga indefinida del sector.
Un conductor se encara con un grupo de los taxistas, que cortan la plaza de España de Barcelona, durante el quinto día de huelga indefinida del sector.
Quique García / EFE

Es legítimo que el taxi se defienda de la libre competencia y es normal el miedo a la novedad. Pero ni son los primeros, ni los únicos.

Todos los sectores hemos afrontado los cambios con mayor o menor fortuna. Por ello cuesta entender la violencia y el colapso; y aún más a los políticos que se aprovechan de una protesta golosa en año electoral. No todo vale.

Te puede interesar:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento