Cristiano Ronaldo volvió a comportarse como un niño mimado. Como no le des lo que pide, monta un escándalo, se tira por los suelos y patalea. Rumiando que el premio a mejor jugador de la temporada iba a ser para su ex compañero Luka Modric, dio la espantada en otra gala más y dejó plantada a la UEFA.

Cristiano sabía que el premio al mejor delantero sí iba a ser para él, porque en los premios por posiciones sólo se contabilizaban los partidos de la Champions League y  en ella no hubo un delantero mejor. Pero también sabía que en el premio al mejor de la temporada se valoraban todas las competiciones, Mundial incluido. Cristiano es consciente de que la pasada no fue la mejor de su carrera, aunque volviese a ganar la Champions, y por eso dio un capotazo a la UEFA y de nuevo dejó en mal lugar a su representante, a la Juventus y a la UEFA, que por su culpa tuvo que ir retrasando el inicio de la gala esperando que finalmente apareciera el ahora ‘Niño mimado’ de la Juventus, al que antes le soportaban los caprichos Florentino Pérez y el Real Madrid.

El fútbol europeo y los aficionados estuvieron pendientes del excelentísimo Cristiano Ronaldo, al que le habían negado el premio y en venganza no fue a Mónaco,  no fuera que le pidieran además una foto con Florentino o con sus compañeros Keylor Navas, Sergio Ramos y Luka Modric, que han copado los premios. A esta edición le faltará la fotografía con todos los galardonados en la que Cristiano Ronaldo también estaba, pero como jugador del Real Madrid.

Menudo es el ‘nene’ para tragar con algunos detallitos como saludar a Florentino Pérez y a Ramos, que ya no son de su ‘familia’. Muchos madridistas ahora, sin olvidarse de todo lo que hizo el jugador, se dan cuenta de la persona que por dinero y por no recibir todos los mimos del presidente que él quería, se fue a la Juventus sin despedirse de una afición que siempre le quiso y todo le perdonó por muy ofensivo que fuese con sus desplantes y desmanes.