La Junta de Castilla y León ha invertido una cifra superior a los 20 millones de euros en la modernización de más de 80 kilómetros de la red de carreteras autonómicas limítrofes con la comunidad autónoma de La Rioja, según los datos aportados por el consejero de Fomento, Antonio Silván, en su visita este lunes a la localidad riojana de Santo Domingo de la Calzada.

El consejero ha destacado al respecto el "importante esfuerzo inversor" realizado por la Junta de Castilla y León en la modernización de las carreteras autonómicas limítrofes con La Rioja que discurren por las provincias de Burgos y Soria.

En concreto, en la provincia de Burgos destacan los más de 9,34 millones de euros invertidos en la modernización de 36,5 kilómetros de la red autonómica: la BU-733 de Miranda de Ebro al límite con La Rioja (por Badauri), con casi 1,6 millones de euros; la BU-735 de Miranda de Ebro-Ircio-La Rioja, con casi 2 millones de euros de inversión, y la BU-811, de Belorado al límite con La Rioja por el Alto de la Pradilla, con más de 5,84 millones de euros.

Por su parte, en la provincia de Soria se han invertido más de 6,6 millones de euros en la modernización de más de 43 kilómetros de la red autonómica. Silván se ha referido a los más de 3,22 millones de euros de inversión realizados en la SO-615, Garray-Ausejo-Paraje de Recelada, y a los más de 3,38 millones de euros invertidos en la mejora de la S-830, de Vinuesa al Puerto de Santa Inés.

A estas cifras ha añadido los más de 4,55 millones de euros de inversión en la conservación y mantenimiento de las carreteras autonómicas BU-730, BU-733, BU-735, BU-811, BU-822, BU-825, SO-830 y SO-615.

El nuevo Plan Regional de Carreteras contempla más de 43 millones de euros de inversión en la modernización y mejora de 160 kilómetros de la red autonómica limítrofe con La Rioja.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.