Las milicias leales a Gadafi y los rebeldes luchan por el control de varias ciudades del este de Libia

Fuerzas de Gadafi lanzan una ofensiva para recuperar el este de Libia
Fuerzas de Gadafi lanzan una ofensiva para recuperar el este de Libia
REUTERS

Las fuerzas leales a Muamar al Gadafi han contraatacado en varias ciudades en el este libio, la zona controlada por los rebeldes desde casi el inicio de las protestas y convertida hoy en escenario de cruentos combates.

El enclave petrolero de Briqa, a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi y en poder de los revolucionarios, fue objeto de un feroz ataque militar repelido por los rebeldes, en tanto que aviones militares bombardearon la cercana Ajdabiya, donde fue derribado uno de los aparatos de los leales a Gadafi, según las cadenas árabes.

Mientras Gadafi negaba en la televisión estatal que hubiera manifestaciones en su contra e insistía en que no iba a dimitir, su Ejército hacía su primer intento serio de reconquistar una población de la zona oriental del país en Briqa, donde los rebeldes lograron expulsar a las tropas del líder.

Residentes consultados por Al Arabiya y Al Yazira dijeron que el ataque del Ejército, con apoyo aéreo, comenzó esta madrugada y en él participaron dos batallones de las tropas leales a Gadafi, ayudadas por mercenarios.

Un testigo dijo que unos 200 vehículos militares llegaron a la ciudad, apoyados por tres aviones militares, mientras que, según otro, la resistencia de los grupos rebeldes obligó a las fuerzas de Gadafi a "escapar" de la ciudad y concentrarse en el aeródromo.

Los rebeldes rechazan el ataque

Fuentes militares de Bengasi, la ciudad más importante en poder de los rebeldes, también dijeron que sus tropas habían logrado rechazar el ataque y expulsar a las fuerzas del régimen de Briqa.

Un periodista de Al Yazira afirmó que para recuperar el control de Briqa fueron desplazadas fuerzas desde Ajdabiya, que era escenario también de violentos combates entre las fuerzas de Gadafi y los rebeldes.

Allí, las fuerzas revolucionarias derribaron un avión militar de las brigadas leales a Gadafi que estaba bombardeando la ciudad, indicó la cadena catarí.

El contraataque de las fuerzas del régimen en el este del país coincide con el anuncio de que la coalición rebelde de esa zona tiene previsto ofrecer una "importante" rueda de prensa, tras la formación de un Consejo Militar en Bengasi.

El exministro libio del Interior, el general Abdel Fatah Yunis, aseguró hoy que están dando pasos para formar un Ejército cuyo cometido será "proteger la revolución" y no descarta que puedan solicitar ayuda internacional.

Si la situación se deteriora, "pediremos en primer lugar una intervención de los hermanos árabes y a continuación de las organizaciones internacionales", dijo en una entrevista al diario electrónico Quryna.

La familia Gadafi lo niega

Esta ofensiva de las fuerzas leales a Gadafi se produce apenas 24 horas después de que el hijo del mandatario libio Seif El Islam negara en declaraciones al canal británico Sky News que el régimen tuviera intenciones de montar una contraofensiva hacia el oeste del país. De hecho, según informa Reuters, la familia Gadafi continúa negando que haya ordenado una ofensiva para recuperar el este de Libia.

Por su parte, los líderes de la oposición a Gadafi piden a la comunidad internacional que declare cuanto antes zona de exclusión aérea a Libia para evitar los bombardeos sobre la población civil.

Movimientos de tropas internacionales

En las últimas horas, los dos buques de guerra enviados hacia Libia por el Gobierno de EEUU, con unos 2.000 marines, han entrado en el Mediterráneo con la misión de ayudar en las operaciones humanitarias y de evacuación, según el Pentágono.

También hoy Canadá ha enviado al Mediterráneo la fragata HMCS Charlottetown, dotada con 240 marineros y un helicóptero, tras coordinar con EEUU su respuesta a la crisis en Libia.

Mientras tanto, los refugiados se hacinan en la frontera y ya son 73.000 los que han cruzado hasta hoy -15.000 de ellos las últimas veinticuatro horas- el puesto fronterizo de Ras el Jedir, según la ministra tunecina de Sanidad, Habiba ben Romdhane.

"La ayuda internacional es muy importante", "las organizaciones están aquí", pero se precisa aún más, estimó Ben Romdhane, para quien "la situación ahora está controlada", aunque no quiso aventurar cuánto tiempo si el flujo de refugiados continúa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento