La ampliación de la Línea 9 de Metro fue inaugurada con peligrosas deficiencias técnicas

El trayecto hasta Arganda del Rey, construida por la Comunidad bajo el mandato Gallardón en 1999, se puso en marcha con "deficiencias técnicas extraordinariamente peligrosas para la circulación de trenes" y puso en peligro la vida de los pasajeros, según un informe del propio encargado de los trabajos.
Un reciente informe del ex director de infraestructuras de la Comunidad, Manuel Melis, sostiene que la ampliación de la
Línea 9 de Metro a Arganda del Rey en 1999 se hizo con "deficiencias técnicas", con material que, en algunos casos, "resultaba extraordinariamente peligroso para la circulación de los trenes".

Así se indica en el informe elaborado por Melis, actual responsable técnico de la reforma de la M-30, para el Metro de Málaga en el que se señala que "para ahorrar dinero en esta concesión de 18 kilómetros de vía doble se colocaron traviesas del AVE que el concesionario tenia sobrantes en lugar de fabricar traviesas especiales de Metro", además de detallar las medidas correctoras que debió asumir la Comunidad.

Para ahorrar dinero

El trabajo titulado Nota sobre métodos constructivos y programa de trabajos en el Metro de Málaga, al que tuvo acceso Efe y había sido adelantado por la Cadena SER, ocupa 28 páginas y lleva fecha del pasado 29 de enero y dedica un epígrafe a Los peligros de las concesiones de este tipo.

El documento, adelantado hoy por la SER, explica que las concesiones a precio cerrado son "un peligro" para los contribuyentes y "no deberían hacerse" a la vez que detalla que se cerro un contrato de precio fijo que en ninguna forma y bajo ningún concepto se podía sobrepasar.

Detalla y repite, en al menos cinco ocasiones, que "para ahorrar dinero" se colocaron traviesas a mayor distancia de la prevista (70 centímetros en vez de 60 cm.), se instalo una subestación menos de la necesaria y se eliminaron las compensaciones de la catenaria, a la vez que "se diseñaron unos anclajes de los postes de catenaria endebles y baratos".

Todos estos problemas fueron subsanados con la línea ya en funcionamiento, y con el consiguiente peligro para los pasajeros que circularon por ella.

Pudieron haberse electrocutado

Incluso los débiles (pero baratos) anclajes con los que se fijó la catenaria provocaron su caída sobre las vías.

Si la línea eléctrica cae encima de un tren, todos los pasajeros se hubieran electrocutado
El informe señala que "en ese momento no pasaba ningún tren, pues habría sido una catástrofe si la línea eléctrica le cae encima, con todos los pasajeros electrocutados"

El propio Manuel Melis han reconocido en declaraciones efectuadas a la Cadena SER que la catenaria podría haber provocado una catástrofe, y que da gracias "a la virgen del Pilar por que no sucediera".

Se da el caso de que la Línea 9 de Metro, en cuya ampliación se invirtieron 19.000 millones de pesetas, fue inaugurada el 7 de abril de 1999, poco antes de las elecciones.

Los trabajos se hicieron siendo Luis Eduardo Cortés consejero de Transportes y la construcción de la infraestructura. La Consejería evitó hacer delcaraciones sobre el informe.

La línea ya es segura

Fuentes de Metro, consultadas hoy por Efe en relación a este documento, indicaron que la línea se encuentra en perfectas condiciones, es segura y que en los últimos años no se han producido ni incidentes, ni problemas reseñables.

Argumentaron que las correcciones de los defectos detectados se realizaron en su momento, detallaron que la línea esta sometida a los programas habituales de mantenimiento y mejora y destacaron que la alta demanda de los servicios por los usuarios, unos 30.000 viajeros al día, unos 10 puntos por encima de la media.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento