Las investigaciones que se están desarrollando en el marco de la nueva operación de presunta corrupción, bautizada como 'Picnic' e iniciada este viernes por orden del Juzgado de Instrucción número 8, apuntan a que Unió Mallorquina (UM) contrató a través del Instituto Municipal de Formación Ocupacional y Trabajo (Imfof) a una veintena de informadores medioambientales cuya única función era, en realidad, captar afiliados para el partido, según han informado fuentes de la investigación a Europa Press.

Las mismas fuentes han señalado que, de este modo, las pesquisas se centran en si pudieron cometerse delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación, ya que estos trabajadores fueron contratados a través de esta empresa pública (cuya ex gerente, Catalina Payeras, se encuentra entre los tres detenidos registrados hasta el momento en la operación -aunque ayer fue puesta en libertad con cargos-), a fin de que llevaran a cabo su trabajo para el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento, pese a que en ningún momento habrían realizado el cometido para el que ocupaban estos puestos.

Más al contrario, estos agentes, conocidos como IMAS, se dedicaban exclusivamente, de acuerdo a las pesquisas, a la captación de afiliados para UM. De hecho, otra de las arrestadas en el marco de esta operación policial, Paula Cortés, quien fuera número 2 de la ex concejala de Medio Ambiente Cristina Cerdó, ya fue interrogada por el juez instructor del caso Maquillaje sobre el programa de mejora del entorno denominado Agenda Local 21, cuyos informadores iban puerta por puerta presuntamente para atraer simpatizantes. CORTÉS:

"sensibilizaba para no tirar aceite por el lavabo"

Sin embargo, Cortés, quien se encuentra en los calabozos de la Policía Nacional a la espera de prestar declaración, negó que este programa fuese utilizado para dar información del partido nacionalista de cara a los comicios de 2007, sino que la intención de los trabajadores era sensibilizar sobre el medio ambiente. Es más, aseveró que "en ningún momento" trabajó dando información del partido sino que su labor consistía en sensibilizar a la población para que "no tirara el aceite por el lavabo, no tirara pilas y que ahorrara agua".

Por el contrario, otra ex colaboradora de UM, Petra Verdú, manifestó ante el magistrado que su trabajo "consistía en hacer biblias por la calle", yendo puerta por puerta y "haciendo encuestas sobre lo que opinaba la gente de UM". Además, apuntó a Cerdó como la persona que medió para su contratación en organismos públicos, pese a que en realidad no realizó trabajo alguno en ellas sino que únicamente trabajaba para el partido.

La operación policial se ha saldado hasta el momento con hasta tres detenidos, de los cuales Payeras quedó este jueves en libertad con cargos tras ser interrogada en dependencias de la Policía Nacional. Mientras tanto, Cortés y el tercero de los arrestados, el ex asesor de Medio Ambiente Sebastià Maimó, continúan en los calabozos de la Jefatura Superior.

Primer registro de un partido en democracia

Entre los registros practicados a lo largo de esta jornada en el marco de la nueva operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, agentes de la Policía Judicial han allanado la sede de UM en lo que constituye el primer registro de un partido político en la historia democrática de Baleares. También ha sido ordenado el registro del Imfof y de las oficinas de Medio Ambiente del Ayuntamiento.