La consellera portavoz y titular de Justicia y Administraciones Públicas, Paula Sánchez de León, ha anunciado este sábado que el Consell va a emprender acciones judiciales tras el ataque sufrido durante el viernes en el portal oficial de la Generalitat valenciana promovido por ciberactivistas entre las redes sociales, que vincularon estas acciones al cese de las emisiones de TV3 por parte de Acció Cultural del País Valencià (ACPV) que, según ha insistido, eran "ilegales".

Sánchez de León ha resaltado en un comunicado que este ataque ha supuesto "un auténtico ejercicio de censura" y que, "lo que es peor, imposibilitó el normal funcionamiento de la administración electrónica del Consell, obstaculizando que los ciudadanos accedieran a los más de 2.000 trámites y servicios que dispone la Generalitat en su portal".

Ha detallado que la Generalitat dispone de un Centro de Seguridad de Incidentes (CSIRT) que cuenta con un detector de intrusos, capaz de identificar y registrar las Ip's desde donde se produce cualquier ataque a los servicios informático y ha señalado que "la información recopilada por el detector, las evidencias digitales del origen de los ataques, se pondrá en conocimiento de la Fiscalía para que actúe como corresponde según la ley, ya que la Abogacía General de la Generalitat considera que el hecho pudiera ser delictivo, según el artículo 264 del Código Penal".

En concreto, la consellera se refiere al apartado 2 del citado artículo, que establece que será castigado con pena de prisión de seis meses a tres años quien por cualquier medio, sin estar autorizado y de manera grave obstaculizara o interrumpiera el funcionamiento de un sistema informático ajeno, introduciendo, transmitiendo, dañando, borrando, deteriorando, alterando, suprimiendo o haciendo inaccesibles datos informáticos, cuando el resultado producido fuera grave.

Asimismo, ha detallado que el apartado 3 indica que se impondrán penas superiores en grado cuando haya ocasionado daños de especial gravedad o afectado a los intereses generales.

"afectado el interés general"

En este sentido, Sánchez de León ha afirmado que con el ataque sufrido en la tarde del viernes "puede considerarse que se vio afectado el interés general, ya que quedaron inutilizados diversos servicios públicos que la Administración ofrece al ciudadano".

Los promotores de este ataque, que Sánchez de León ha calificado de "intolerable y sin precedentes", pusieron a disposición de los internautas un programa que mediante descarga gratuita es capaz de hacer millones de solicitudes de acceso a una web de forma masiva por segundo, insertando tan sólo la dirección de la página.

"El objetivo de ese ataque es medir el nivel de estrés de un servidor, que si se hace de forma ordenada no tiene consecuencias, pero de forma masiva produce el colapso de los servidores de la web atacada, bloqueándola y alterando el funcionamiento ordinario de la misma", ha apuntado.

Sin embargo, ha resaltado que, "gracias a la rápida actuación del CSIRT, que reforzó los sistemas de defensa, se pudo lograr que sobre las 14 horas el portal www.gva.es pudiera funcionar y mantenerse activo el resto del día, aunque por la tarde los ataques se intensificaron".

"En concreto, para que los ciberactivistas no lograran sus objetivos, se detectaban las Ip de los atacantes y se bloqueaban automáticamente sus peticiones", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.