AMPL Revilla tras el incidente entre la Policía y un escolta de Al Syed: "En caso de duda, con la Policía siempre"

"Hay que quitarle las excentricidades y yo me voy a encargar de ello", asegura el presidente de Cantabria
Miguel Ángel Revilla
Miguel Ángel Revilla
GOB

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha aseverado que él, "en caso de duda, con la Policía siempre", tras las quejas de la Confederación Española de Policía por sus declaraciones al hilo del incidente entre un agente y el jefe de los escoltas del nuevo presidente del Racing de Santander, Ashan Ali Syed.

Las críticas las había expresado la citada organización esa misma mañana, y a Revilla le han "dolido" porque precisamente él es "beligerante" en las cuestiones relacionados con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

"En caso de duda, yo, con la Policía, siempre. Siempre", ha insistido el presidente de Cantabria, quien ha añadido que, después de la Policía, "con el Juez".

El presidente considera que "si ha habido algún exceso por parte de alguien, que se aclare", cree que sus declaraciones se han "malinterpretado" y precisa que no dijo "exactamente" que hubo excesos por ambas partes, sino que en realidad declaró que "algo no se ha hecho bien".

El jefe de los escoltas y un agente de la Policía se han realizado denuncias cruzadas tras el incidente el pasado sábado en el partido, por el que el encargado de la seguridad de Ali Syed fue detenido y por el cual se celebrará un juicio rápido el próximo lunes.

De hecho, Revilla considera que el error en este tema lo ha cometido el propio Ali Syed o las personas que le asesoran, pues el empresario, de nacionalidad india, desconocía cuestiones como la autonomía de la Policía respecto al Gobierno regional.

Por eso el presidente cántabro ha asumido un papel de "apaciguador" con Ali Syed, quien al día siguiente estaba "como una pantera" y a quien ha explicado que en España y en Cantabria funcionan el Estado de Derecho y no hay "ni un ápice" de xenofobia hacia los extranjeros.

A su juicio, el propietario del club "se tiene que poner al día" sobre ciertas costumbres y normas de España. "Aquí no se puede venir en plan rico o prepotente", ha advertido Revilla, que le ha transmitido a Ali Syed que "esto no es un país del tercer mundo". "Estamos en Europa y en un país donde la ley se cumple", ha insistido.

Y así, el jefe del Ejecutivo le ha puesto como ejemplo que en el último año ha pagado "tres multas por exceso de velocidad en la curva de la Pegaso" y se ha sometido a dos pruebas de alcoholemia, con resultado negativo.

Al día siguiente del suceso fue cuando se produjo la reunión entre el Gobierno de Cantabria y el empresario, que amenazó con marcharse de la región si no se liberaba a su escolta.

Tras la conversación con Ali Syed, Revilla confía en que este vaya a "rectificar", pues según ha relatado, el propietario del club verdiblanco elogió a la Policía. "Yo creo que ya se ha dado cuenta de donde ha aterrizado", ha afirmado Revilla, quien ha subrayado que él se va a "encargar" de "quitarle las excentricidades" al empresario indio.

El jefe del Ejecutivo regional ha ensalzado la llegada de Ali Syed a Cantabria, por su adquisición del Racing que, de no haberse producido hubiera dejado al equipo fuera de la Primera División, así como por el "interés" que ha mostrado en invertir en proyectos en la comunidad autónoma.

Revilla ha puesto como ejemplo que Ali Syed le ha transmitido su intención de domiciliar la sucursal de una de sus empresas en Cantabria, y también que quiere invitar al sultán de Bahrein al partido entre el Racing y el Real Madrid.

Por su parte, el presidente cántabro se plantea convertirle en "socio" de la Fundación Comillas, el proyecto regional de centro de enseñanza de español para extranjeros que tiene como patronos a César Alierta, de Telefónica; o Emilio Botín, presidente del Santander. Es un proyecto que ha despertado el interés de Ali Syed cuando Revilla se lo contó.

"nos ha quitado un marrón"

Revilla ha recordado el papel del Gobierno de Cantabria en la situación del Racing después de que en 2004 entrara en proceso de disolución, y el Ejecutivo regional hiciera de aval. "Si el Racing está en primera división es por el Gobierno de Cantabria", ha reivindicado.

El mes pasado, el Racing se encontraba nuevamente "al borde de la disolución", con una deuda de 15 millones con Hacienda, de modo que "si no hubiera llegado el señor de la India, no habría nada", ya que en este contexto, el Ejecutivo regional no habría repetido su apoyo al club como en 2004, por lo que Ali Syed "nos ha quitado un marrón de encima".

Bajar a segunda hubiera sido "un palo" y además no encaja con su visión de "una Cantabria globalizada".

"feeling personal"

El presidente cree que tras sus contactos con el nuevo propietario del Racing ha logrado "cierto feeling personal" con él, a quien ve "inteligente", "una máquina", "ágil" y "sencillo" y a quien va a intentar "seguir cautivando".

"Mal presidente sería si no le apoyo y hasta no le hiciera la pelota", ha manifestado Revilla, quien considera que es "lo mínimo que puede hacer" por alguien que quiere invertir en Cantabria, y que estuvo dispuesto a pagar el fichaje de Zigic, por el que se pedían 17 millones de euros, ante lo que miembros del Gobierno y el propio Revilla fueron los que tuvieron que convencerle de que no era una decisión adecuada.

Por el momento, el crédito pendiente se ha reducido de 7 millones a 3, y el Gobierno ha cobrado una cantidad "al contado", y se ha llegado a un acuerdo sobre el pago de la deuda con Hacienda.

Revilla ha dicho de Ali Syed que "no es tonto", y ha recordado que es accionista de Adidas y productor de películas en India, un país "absolutamente desconocido" en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento