M.Monteseirín destaca que Sevilla es la única gran urbe con ambiente limpio y reducción de emisiones

Durante todo el año 2010 la ciudad no ha experimentado ni un solo día de alerta por contaminación atmosférica
Alfredo Sánchez Monteseirín
Alfredo Sánchez Monteseirín
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha presentado este jueves en la Junta de Gobierno los resultados de las mediciones de la calidad del aire, que sitúan a Sevilla como "la única gran ciudad española con el ambiente más limpio", según los datos del Ministerio de Medio Ambiente.

El alcalde ha explicado que Sevilla, a diferencia de otras grandes ciudades españolas, "no ha sufrido en los últimos días ninguna alerta por casos de contaminación atmosférica, es más, la capital andaluza no ha estado en alerta por niveles altos de contaminación atmosférica ni un solo día del año 2010". Sevilla, según el primer edil, cumple con los parámetros de evaluación que establece la Unión Europea en materia de contaminación atmosférica, siendo el registro medio de contaminación por dióxido de nitrógeno de 30 microgramos por metro cúbico durante todo el año 2010, cuando la Unión Europea marca un máximo de concentración de 40 microgramos metro cúbico.

De hecho, desde 2006 a 2010 Sevilla ya ha reducido 217.992,68 toneladas de emisión de CO2 a la atmósfera, con lo que ya ha alcanzado un 7,5 por ciento del objetivo total. Otro parámetro en el que la capital andaluza cumple es en el número de partículas en suspensión: la media de anual de la ciudad es de 33 microgramos por metro cúbico cuando el máximo está en 50 microgramos por metro cúbico.

"Con estos datos en las manos, podemos afirmar con rotundidad que Sevilla cuenta con uno de los aires más limpios de toda España", motivo por el cual, "el aire de la ciudad ha estado limpio mientras en otros puntos del país sufrían complicados procesos de contaminación atmosférica". Las políticas establecidas por el Ayuntamiento de Sevilla a lo largo de los últimos diez años, encaminadas a la disminución de uso de coche privado y el fomento del transporte público, uso de bicicletas y peatonalización de zonas de la ciudad han dado sus frutos.

Estas acciones están suponiendo un ahorro en toneladas de dióxido de carbono al año para la ciudad, por citar algunas, porque la ampliación del metrocentro implica 810 toneladas menos al año de emisiones de CO2, la creación de los 130 kilómetros de carril bici 62.833 toneladas al año, las reorganizaciones de tráfico en sentido único de ejes viarios estratégicos, como la Ronda Histórica, la segunda ronda o Luis Montoto, 4.346 toneladas al año. Así, el primer edil defiende que Sevilla fue la primera ciudad española en contar con una ordenanza de energía, en el año 2004, que obliga a la instalación de paneles solares para el agua caliente sanitaria no sólo en las VPO municipales sino en todas las nuevas viviendas.

La empresa de transportes de autobuses, Tussam cuenta con una planta solar fotovoltaica con una potencia de 1.800 kilowatios, la mayor planta instalada en un municipio. Esto supone la reducción de 1.260 toneladas de CO2. Además, el 75 por ciento de los semáforos de la ciudad disponen ya de lámparas de bajo consumo.

Y la iluminación de la vía pública va sustituyéndose progresivamente con ese mismo afán de ahorro energético pero también para disminuir, poco a poco, la contaminación lumínica. De hecho, ya se han reducido 695,70 toneladas de CO2.

La empresa municipal de Aguas, Emasesa, está llevando a cabo el proyecto Emasesa Renovables, además de las políticas de ahorro de agua. Se ha duplicado, además, la superfice de zonas verdes en los últimos ocho años, lo que sitúa a Sevilla a la cabeza de España, porque cuenta con 25 metros cuadrados de zona verde por habitante.

Todo ello ha permitido, según los datos del Ministerio de Medio Ambiente, que Sevilla sea la única ciudad española con más de 600.000 habitantes que hoy emite a la atmósfera menos gases contaminantes que hace diez años.

En este sentido, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, presentará este viernes el Plan de Acción de Energía Sostenible, un documento elaborado siguiendo las directrices del Pacto de Alcaldes que se firmó a nivel europeo en el año 2009. Este pacto incluye el compromiso de presentar un plan concreto antes del próximo mes de marzo y que tiene como fin la reducción del 20 por ciento de las emisiones de CO2 antes del año 2020.

Este Plan de Acción, que se presentará en el marco de la campaña 'Sevilla Se Ve', supone la continuación de las políticas que se están llevando a cabo por parte del Gobierno municipal en la última década.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento