Dos hombres detenidos en Oviedo por robar en establecimientos con envoltorios anti alarmas

Dos hombres, I.E de 25 años, natural de Rumania y con domicilio en Oviedo y A.M de 26 años del mismo país y con el mismo domicilio, han sido detenidos en Oviedo como presuntos autores de un delito de hurto. Según la Policía estaban especializados en cometerlos con el método del "apantallamiento", una técnica que consiste en forrar de forma artesanal el interior de un bolso con un determinado material con el fin de que los sistemas de alarma no detecten los efectos que se han introducido en el mismo.
Caja usada para robar
Caja usada para robar
EP/POLICÍA NACIONAL

Dos hombres, I.E de 25 años, natural de Rumania y con domicilio en Oviedo y A.M de 26 años del mismo país y con el mismo domicilio, han sido detenidos en Oviedo como presuntos autores de un delito de hurto. Según la Policía estaban especializados en cometerlos con el método del "apantallamiento", una técnica que consiste en forrar de forma artesanal el interior de un bolso con un determinado material con el fin de que los sistemas de alarma no detecten los efectos que se han introducido en el mismo.

La detención se produjo en la calle Fernández Ladreda de Oviedo, cuando los Policías detectaron a dos individuos cuyas características físicas eran idénticas a la de dos individuos que hacía una semana habían hurtado seis pantalones valorados en 419 euros en un Centro Comercial de la ciudad.

Los dos jóvenes fueron interceptados portando una bolsa de plástico de gran tamaño. Cuando los policías procedieron a su inspección descubrieron que en su interior había a su vez una gran caja de cartón recubierta con un material que tiene la característica de inutilizar las alarmas cuando pasan por los detectores ubicados en los comercios. Fueron detenidos como presuntos autores de un delito de hurto. Habían sido detenidos siete ocasiones siempre por el mismo delito.

En la mayoría de las ocasiones, como en este caso, no sustraen efectos al azar sino que lo hacen por encargo eligiendo unas determinadas marcas. Suelen robar perfumes, ropa y electrodomésticos pequeños, fáciles de colocar en el mercado negro.

Suelen actuar en grupos de dos a cuatro miembros, efectuando la salida y entrada de los establecimientos por separado, con el objeto de tratar de evitar ser interceptados todos ellos a la vez.

Utilizan el teléfono móvil para contactar entre sí y para "dar el agua", es decir avisarse unos a otros de la posible presencia de los vigilantes de seguridad o de la policía, durante la ejecución de los robos.

Estos grupos suelen ser relativamente estables y se turnan en la ejecución de los robos. Tras pasar una temporada en una ciudad suelen desplazarse hacia otros lugares de la geografía nacional en busca de nuevos comercios. El año pasado fueron intervenidos y estudiados 33 bolsos apantallados de diversos tamaños y formas, pero esta es la primera vez, que se localiza una caja de cartón de ese tamaño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento