Unión Cordobesa, partido creado y liderado por el constructor, joyero y ex presidente del Córdoba C.F., Rafael Gómez, uno de los acusados a los que se juzga en el caso Malaya, se compromete a "regularizar todas las parcelas que en este momento están ilegales, con la Ley en la mano".

Así se recoge en las "líneas de actuación" para Córdoba que ha dado a conocer este miércoles dicho partido de nuevo cuño, cuyo símbolo es la imagen del propio Gómez, a quien el Ayuntamiento de Córdoba multó con 24,5 millones de euros, que hasta ahora ha evitado pagar mediante varios recursos en los tribunales, demorando así al abono de una sanción que se le impuso por construir sin licencia y al margen del planeamiento urbanístico establecido en su momento las llamadas naves de Colecor, de 40.000 metros cuadrados.

Precisamente, en otra de las líneas de actuación de Unión Cordobesa se anuncia la pretensión, para "los próximos cuatro años", de "construir viviendas sociales con las máximas calidades, de uno, dos y tres dormitorios, a precios asequibles para los bolsillos de los ciudadanos y que tengan además un plazo máximo de 15 años de hipoteca". También ha previsto el partido de Gómez "hacer residencias y centros de día con tantas plazas como se necesite para todos nuestros mayores".

Más allá del ámbito de la construcción y de la legalización de construcciones ilegales, Unión Cordobesa se ha fijado como principal meta la creación de empleo, siendo su objetivo "conseguir los máximos puestos de trabajo para todos los cordobeses y crear ilusión y tranquilidad para todas las familias".

Todas las líneas de actuación, incluidas las ya descritas, servirán a este fin, incluida la idea de "atraer a los empresarios nacionales e internaciones para que vengan a Córdoba y puedan establecerse", pretendiendo también "ayudar a que nazcan nuevos empresarios cordobeses" y transmitiendo a los actuales empresarios que, en Unión Cordobesa cuentan "con ellos", pues quieren "potenciarlos y apoyarlos mediante la creación de una Oficina Municipal de Atención al Empresario".

Junto a ello, el partido de Gómez se ha propuesto "agilizar todos los trámites burocráticos de la Administración municipal y sus servicios de atención a los consumidores y usuarios", además de "satisfacer las necesidades de los barrios de forma individual, mediante la consulta popular y a través de un Reglamento de Participación Ciudadana", prometiendo, por otro lado, que los cordobeses tendrán "una ciudad limpia y con todas sus calles en perfectas condiciones, asumiendo criterios de sostenibilidad y ecología".

Colaborar con los actuales empresarios de hostelería, "para que vengan de todas las partes del mundo a hospedarse en Córdoba y a la vez ampliar el número de plazas hoteleras", ya que se buscará "atraer a muchos más turistas a la ciudad", son también compromisos de Unión Cordobesa recogidos en sus líneas de actuación, como el "apoyo incondicional a la candidatura de Córdoba 2016", creando "espacios culturales referentes" y promocionando "a los jóvenes artistas".

El documento que recoge las líneas de actuación de Unión Cordobesa concluye destacando que su principal objetivo es "aportar bienestar y trabajo para todos los cordobeses, para que en el plazo de cuatro años esta ciudad se convierta en una reseña mundial".

Principios rectores

Estas líneas de actuación toman como base una serie "principios rectores", por los que se regirá Unión cordobesa, que se define como "un partido diferente, que presenta una novedosa propuesta de gestión pública y social", que "pretende canalizar la participación ciudadana y aplicar criterios profesionales y de competencia a la solución de los problemas y necesidades de la ciudad de Córdoba", y que "está integrado por personas accesibles, respetuosas y que tienen la capacidad y el conocimiento precisos para hacer de Córdoba una ciudad mejor para todos".

Para dar cumplimiento a esta máxima, los citados principios rectores pasan por "facilitar el acceso participativo de la sociedad civil a la Administración local, favoreciendo la transparencia y la información en la gestión municipal". A ello se une el "promover y potenciar el movimiento asociativo y fundacional, permitiendo el desarrollo de nuevas iniciativas económicas y sociales".

También se ha propuesto Unión Cordobesa "apoyar de forma incondicional el emprendimiento y la innovación, posibilitando que el tejido empresarial de Córdoba pueda verse reforzado y progrese2 y "promocionar la imagen cultural y económica de Córdoba a nivel nacional e internacional".

También quiere el partido de Gómez "tutelar preferentemente los intereses de las personas mayores y de los jóvenes, favoreciendo la interacción y el compromiso entre estos esenciales sectores de la población", a la vez que "garantizar desde la Administración local una especial sensibilidad hacia los problemas de los colectivos ciudadanos más desfavorecidos, procurando de forma efectiva la mejora de su situación".

En este sentido, Unión Cordobesa apuesta por "preservar los derechos colectivos y particulares de los consumidores y usuarios, mediante sistemas de información, control de calidad y resolución arbitral de conflictos", lo que se une a la intención de "mejorar la ordenación urbanística, la gestión del tráfico y la seguridad ciudadana, colaborando de forma activa con todas las demás administraciones implicadas".

En definitiva, según concluye la relación de principios rectores de Unión Cordobesa, la idea es "convertir a Córdoba en un referente urbano. Una ciudad en la que sus ciudadanos y sus familias puedan convivir de forma amable, asuman una conciencia colectiva y dispongan de los servicios y las oportunidades que precisen para ser personas mejores y más felices".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.