La Fundación Marcelino Botín presenta este jueves en Madrid su programa 'Mind the gap', con el que se pretende cubrir el vacío (en inglés, gap) entre la ciencia y la empresa, y favorecer que las tecnologías con potencial comercial lleguen al mercado para generar desarrollo social y económico.

El director general de la Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera, presentará este Programa y sus planes de inversión para los próximos cinco años, en un acto que contará con la presencia de representantes de las dos primeras empresas creadas.

Se trata de la doctora María Blasco, del CNIO, accionista y responsable de investigación de Life Length; y de Eduardo González, consejero del Grupo Genetrix y accionista de la compañía AxonTherapix, además de un grupo de científicos e investigadores.

La Fundación señala que la crisis económica "es también una crisis de modelo" y como respuesta a ella, esta entidad "implanta esta nueva vía que pone en valor las innovaciones de nuestros científicos y permite crear empresas con tecnología desarrollada en nuestro propio sistema de ciencia".

Se trata de un nuevo modelo, en el que una fundación invierte dinero en empresas, "cuando lo normal es que sean las empresas las que den dinero a las fundaciones", recalca este organismo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.