La Audiencia Provincial de Almería acoge este jueves la vista oral contra tres jóvenes acusados de patronear una embarcación neumática con diez personas a bordo que "carecía de toda medida de seguridad" y que fue interceptada en julio de 2010 por una patrullera de la Guardia Civil frente al litoral de Cabo de Gata.

El juicio, por el que M.A., B.N. y N.M. enfrentan una petición fiscal de hasta 21 años de prisión como autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, dará comienzo a las 10,30 horas ante el tribunal de la Sección Tercera con la declaración de los acusados, la testifical de testigos protegidos y los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional.

El escrito de calificación del fiscal recoge que los ocupantes de la patera pagaron una media de 700 euros por la travesía desde la costa de Orán (Argelia) hasta España y señala que la lancha carecía de "toda medida de seguridad".

Apunta, asimismo, que los tres acusados se turnaron durante el viaje para dirigir la embarcación y controlar a sus compatriotas a bordo. Según declararon éstos en la Comisaría Provincial, N.M., de 30 años, era el responsable de la logística y la persona al mando.

B.N. y M.A., de 19 y 22 años, habrían guiado la nave con una brújula durante toda la travesía hasta que fue interceptada por una patrullera de la Guardia Civil a unas nueve millas náuticas de Punta Polacra, en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar.

La lancha fue detectada a las 07,50 horas del 12 de julio de 2010 por los radares del Servicio Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE). Dos de los ocupantes tuvieron que ser atendidos de heridas leves por los voluntarios del Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE) de Cruz Roja activado en el puerto de la capital.

Consulta aquí más noticias de Almería.