El presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez, y la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, han visitado este miércoles las obras de remodelación del parador de la cuidad que volverá a abrir sus puertas antes de la Semana Santa, para cuya fecha ya tiene reservadas la mitad de sus habitaciones.

En un encuentro con los medios de comunicación, Heras ha mostrado su satisfacción por la próxima reapertura de este alojamiento con gestión pública que ha sido un referente del turismo. "Faltaba algo en la Ciudad Monumental que muy pronto se va a recuperar para ofrecer un alojamiento de gran calidad que además ahora va a incorporar muchas mejoras", como la adaptación que se ha hecho a las necesidades de accesibilidad universal.

También ha destacado el hecho de que en el conjunto monumental de la ciudad, "en poco espacio, se va a contar con excelentes establecimientos turísticos lo cual es muy bueno para Cáceres, ya que, además del Parador, a escasos metros se encuentra el hotel Atrio de cinco estrellas, y restaurantes como Torre de Sande", ha recordado.

Por su parte, el presidente de Paradores ha dicho que aumentará su número de habitaciones de 33 a 39 y que "lucirá una decoración más moderna" con nuevo mobiliario, nuevos acabados y un cambio total en las instalaciones de fontanería, electricidad, sistema anti incendios, etc.

Cabe recordar que el proyecto y la decoración se adjudicaron por un precio total de 5,48 millones de euros, y en él se han tenido en cuenta los criterios de sostenibilidad y eficiencia energética que Paradores tiene establecidos, limitados únicamente por las características del edificio y su entorno en el casco histórico.

El futuro Parador Verde contará por tanto con nuevas instalaciones sanitarias de calefacción y agua caliente, sistemas de ahorro de agua y electricidad, utilización de energías renovables y reciclado de residuos.

El Parador de Cáceres ocupa un antiguo palacio que perteneció a don Diego García de Ulloa, comendador de Alcuéscar, quien lo levantó en el primer tercio del siglo XIV aprovechando los cimientos de una antigua construcción árabe.

Después perteneció a los marqueses de Torreorgaz y se convirtió en Parador Nacional en 1989. Situado en pleno casco histórico de la ciudad, en la calle Ancha, destaca su esbelta torre de aspecto italiano y en su interior cuenta con espacios de estilo gótico, renacentista y barroco.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.