La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha visitado este miércoles la cooperativa Las Marismas de Lebrija a la que se han concedido dos ayudas por un importe total de cerca de dos millones de euros. Estas subvenciones, incluidas en la línea de ayudas para la mejora de la transformación y comercialización de productos agrícolas, están destinadas, por un lado, a la ampliación de la planta de transformación de tomates con la que cuenta la cooperativa y, por otro lado, a mejorar su central de manipulación de hortalizas. Ambas representan el 22 por ciento del coste de la inversión, que supera los nueve millones de euros.

En cuanto a la primera de las ayudas, a las tareas de construcción dirigidas a aumentar la capacidad de la planta de transformación de tomates se suman otras acciones como, por ejemplo, la adquisición de nuevos equipos de procesado entre los que se encuentran máquinas para preconcentrar y esterilizar el zumo, y la puesta en marcha de nuevas instalaciones de depuración de aguas. Con estas mejoras se ha ampliado la capacidad de producción de concentrado en mil toneladas por día. El presupuesto total de esta subvención supera los 1.875.000 euros.

Por otro lado, los cerca de 120.000 euros aprobados para la mejora de la línea de manipulado de zanahorias se destinan a apoyar una inversión que permite aumentar la calidad y el valor de las mismas, mejorando en el rendimiento y la gestión de residuos derivados de este proceso al tiempo que disminuye el consumo de energía y agua necesarios para llevarlo a cabo.

Para ello, la empresa cuenta, gracias a esta inversión, con nuevas máquinas que logran hacer más atractivos sus productos gracias a los resultados de la cepilladora de última generación y los equipos encargados de eliminar los posibles restos de tierra de los alimentos. Además, con estos avances, Las Marismas de Lebrija amplía su ámbito de posibles clientes, ya que la instalación de una envasadora computerizada permite una mayor flexibilidad para elegir el envase final de sus productos.

Al margen de estas dos subvenciones, la Consejería de Agricultura y Pesca ha apoyado también la línea dedicada a flores y plantas de esta empresa, ya que su reconocimiento como Agrupación de Productores de Plantas Vivas y Productos de la Floricultura (APA) le ha permitido beneficiarse en 2010 de una ayuda para la mejora de la producción, comercialización y formación del sector cuya cuantía, dividida en tres anualidades (2010-2012), asciende a casi 688.000 euros.

Diversidad de cultivos

Durante su visita a las instalaciones de la empresa, la consejera ha aprovechado para transmitir tranquilidad a los socios de la cooperativa en relación a la producción de algodón, ya que este cultivo no se ve afectado por el momento por los cambios de la Política Agrícola Común (PAC) que actualmente se están debatiendo. Además, Aguilera ha recordado el "valor estratégico de la producción andaluza de remolacha" dado que la nueva PAC reclama la autosuficiencia alimentaria con el objetivo de evitar el debastecimiento del mercado.

Esta sociedad cooperativa andaluza ubicada en la provincia de Sevilla cuenta actualmente con un total de 489 socios, una superficie de 13.000 hectáreas y una facturación de más de 30 millones de euros. Sus actividades principales son la transformación de tomate y la producción y comercialización de flor cortada, hortalizas y algodón.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.