La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a un hombre, V.S.A., como presunto responsable de un delito de robo con fuerza cometido el pasado mes de diciembre en el interior de un centro de transformación eléctrica en Miengo, de donde se llevó material de cobre y causó daños por una valor total de unos 12.000 euros.

Esta actuación se enmarca dentro del plan contra el robo de cobre de la Guardia Civil, según ha informado este cuerpo en un comunicado. De hecho, los agentes encontraron el material cuando estaban investigando el pasado día 4 hechos delictivos relacionados con este tipo de robos en obras y naves industriales en la localidad de Helguera de Reocín.

En las inmediaciones del cobertizo encontraron varios andamios que les resultaron sospechosos. Una vez localizado el propietario del cobertizo, observaron que dentro de éste, y semiocultas bajo otros andamios, había varias piezas de cobre consistentes en láminas, reglas, piezas acodadas, tornillos, así como una manguera eléctrica, entre otros efectos.

En una de ellas estaba escrito C.T. Miengo, lo que hizo sospechar a los agentes. Ante este hallazgo, y realizado un recuento de lo encontrado, se realizaron gestiones para verificar la procedencia del material, comprobando que se trataba del robo denunciado a finales de diciembre.

El autor del robo accedió al interior del centro de transformación eléctrica, instalado para dar servicio a una urbanización, y desmontó las celdas de conexión y otros efectos que, junto con un transformador de potencia y los daños causados, se había valorado en más de 12.000 euros.

Una vez hechas las comprobaciones oportunas, este martes, día 8, por la mañana, se detuvo al acusado y se recuperó el material, que estaba instalado en el centro de transformación, pero que no se había puesto en funcionamiento antes del robo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.