La Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de UGT ha criticado el "retraso injustificable" de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria en "decidir el aplazamiento de una oferta pública de empleo raquítica, que no satisface las necesidades reales del sistema educativo porque el número de plazas es claramente insuficiente".

Según ha señalado el sindicato en un comunicado, la "demora" en adoptar una solución definitiva sólo ha provocado "perjuicios irreparables" a un gran número de aspirantes que "llevan tres meses más de los necesarios, gastando tiempo, dinero y esfuerzo en preparar unos exámenes que no se van a realizar".

Para FETE-UGT, la oferta de empleo público "ni es amplia ni equilibrada" entre las distintas especialidades educativas, por aplicarse una "injusta" y una "desmesurada" tasa de reposición de sólo un 30% que reduciría la oferta de empleo "a menos de 70 plazas", tal y como, dice, "lo han querido interpretar" los servicios jurídicos de la Consejería de Educación.

El sindicato aprueba que la Consejería acumule las plazas para las próximas oposiciones, "visto que al final su oferta inicial para 2011 era absolutamente ridícula en el exiguo número de plazas ofertas", concluye.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.