Los viajeros de la línea de Alvia de Renfe que une Asturias y Madrid serán los que decidan si el tren sale de la nueva estación provisional de León marcha atrás y circulan así un tramo o si prefieren perder unos ocho minutos de tiempo para que el tren haga la maniobra necesaria para evitar esa situación.

Así lo ha manifestado este miércoles el director general de Viajeros de Renfe, Enrique Urquijo, que ha afirmado que para tomar la decisión se llevará a cabo una encuesta entre los viajeros y serán ellos quienes decidan.

Urquijo ha explicado que la estación provisional del AVE de León es una estación "en saco", es decir que no tiene salida, por lo que tendrán que optar por una de dos opciones. Ha indicado además que "están pendientes del desarrollo de estas obras" para llevar a cabo algún ajuste horario si fuese necesario.

Consulta aquí más noticias de Asturias.