La empresa E.ON indemnizará a los afectados por el corte de suministro eléctrico registrado el 17 de noviembre en Torrelavega y la mitad occidental de Cantabria aplicando un descuento en la factura de los clientes perjudicados por el 'apagón', que duró entre treinta y noventa minutos, según ha reconocido la compañía eléctrica en un escrito dirigido a la Unión de Consumidores de Cantabria (UCC).

La organización de consumo ha informado en un comunicado que, de esta manera, ha conseguido que la empresa E.ON "cumpla" con su obligación legal de indemnizar a los afectados, después de que, a raíz de esta incidencia, presentara un escrito en la Dirección General de Industria del Gobierno de Cantabria reclamando que se abonasen las indemnizaciones a las que legalmente tienen derecho los usuarios que se vieron perjudicados.

Según explica la UCC, los descuentos se producirán de manera automática en la factura, sin necesidad de reclamación previa. No obstante, la compañía ha puesto un número de teléfono (902 32 30 90) a disposición de los afectados por si desean efectuar alguna reclamación al margen de esta indemnización.

Según la información publicada en los medios de comunicación, el apagón afectó a 130.00 cántabros y paró la producción de las grandes empresas de la comarca. No obstante, E.ON reduce esta cifra hasta los 73.155 consumidores, señala la UCC.

La organización indica que recibió la respuesta a su reclamación el pasado 11 de enero, al recibir un escrito en el que E.ON "reconoce que está obligada a hacer frente a las indemnizaciones y que éstas se aplicarán en forma de descuento en la factura de los clientes afectados".

"cumplir con la ley"

El coordinador de la Unión de Consumidores cántabra, Francisco Bautista, recuerda que la Ley del Sector Eléctrico establece que el incumplimiento del nivel de calidad en la continuidad del suministro obliga a los distribuidores a aplicar descuentos en la facturación de los consumidores afectados, por lo que E.ON "lo único que esta haciendo es cumplir con la ley".

En este sentido, reclama que la compañía eléctrica "cumpla también la normativa" a la hora de facturar para "solventar los errores y atropellos" para el consumidor que se están produciendo, a su juicio, ante la "pasividad absoluta" de la Dirección General de Industria del Gobierno de Cantabria.

Asimismo, considera "impropio" que reclamar ante E.ON "cueste dinero", ya que "obligatoriamente" han de realizarse llamando a un teléfono 902 que supone un gasto al cliente.

Por último, señala que E.ON, según la normativa, debe aplicar un descuento en una cantidad equivalente a su potencia media anual facturada, por la diferencia entre el número de horas de interrupción al consumidor y el número de horas de interrupción reglamentariamente fijado, valorado en cinco veces el precio del kWh correspondiente a su tarifa contratada, con un tope máximo del 10 por ciento de su facturación anual.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.