El consejero de Educación, Juan José Mateos, ha señalado este miércoles que los módulos de Formación Profesional (FP) ligados a la tecnologías son, dentro de los ciclos técnicos, la "punta de lanza" del empleo en la crisis actual y los que mejor consiguen afrontar las dificultades de inserción laboral.

El titular de Educación ha asegurado antes de celebrarse el Pleno del Consejo de FP de Castilla y León que el desempleo afecta a todas las capas pero que está demostrado que los titulados de este tipo de formación aún disfrutan de una tasa de inserción "muy elevada", que se sitúa entre el 70 y el 75 por ciento.

En este sentido, ha destacado en que la hostelería está "de moda" y es por tanto uno de los módulos más demandados pero que son los técnicos los que se mantienen en el empleo y, dentro de ellos, los vinculados a las nuevas tecnologías. "Son la punta de lanza en este momento, están aguantando bastante bien", ha aseverado.

Este año, el Plan de FP dispondrá de 296 millones de euros, tal y como fue pactado en diciembre por la Junta, los sindicatos CC.OO. y UGT y Cecale a través de un acuerdo para el desarrollo específico en 2011 de los planes de Empleo, FP y Prevención de Riesgos.

El programa tiene como reto elevar el número de alumnos que acceden a estos estudios, tras el crecimiento en los dos últimos cursos del 10 por ciento, hasta alcanzar los 31.600 estudiantes. A éstos hay que sumar los 5.500 que cursas Programas de Cualificación Profesional Inicial, unos 1.500 de los cursos preparatorios para acceder a grados medios y superiores y 800 de ofertas parciales. En total, este curso el sistema educativo atenderá a 39.000 alumnos de estas enseñanzas en 2011.

Para satisfacer la demanda de escolarización, el curso pasado de implantaron 14 nuevos ciclos y en este periodo académico se autorizaron otros seis. Asimismo, la Junta pretende consolidar el número de centros integrados de FP, que actualmente son 16 —este año se amplía con dos más en Segovia y Valladolid—.

Se trata, según ha expresado antes de presidir el Consejo el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, de centros cuya formación está estrechamente ligada a las necesidades de la estructura productiva de la Región, lo que según ha manifestado ayuda a mejorar la competitividad.

Decisiones "raquíticas"

Villanueva, quien ha defendido que "la formación por sí sola no concede puestos de trabajo pero que sin ella ni se obtienen ni se mantienen", ha mostrado su inquietud por que el viernes, cuando está previsto que el Consejo de Ministros dé luz verde a la reforma de las políticas activas de empleo, se tomen decisiones "raquíticas" que "excluyan la formación".

"Igual que la reforma laboral resultó insuficiente para crear empleo, en unos meses es probable que tengamos que corregir el plan de choque para el empleo, que está bien pero ése no era el objetivo", se ha quejado el consejero.

Villanueva ha manifestado que el plan de choque puede ser "oportuno" pero ha defendido una estrategia a más largo plazo y que permita hacer inversiones.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.