El personal que trabaja en la limpieza del vertido registrado a última hora de la tarde del domingo procedente de una empresa de gestión de biodiésel situada en el polígono de Begonte (Lugo) ha recogido unos 130.000 litros de agua mezclada con fuel, según los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS) a Europa Press.

Al respecto, el organismo de cuenca ha explicado que de esos 130.000 litros recogidos, que son trasladados al gestor autorizado que se encarga de los residuos, entre "8.000 y 9.000 litros" corresponden a gasoil.

La CHMS ha resaltado que el vertido sigue controlado y ha estimado que los trabajos de limpieza de la zona inundable, situada entre el parque industrial de Begonte y el Río Ladra en la que se ha concentrado, proseguirán "dos o tres días más", a "expensas de las condiciones climatológicas", porque la lluvia puede retrasar las labores.

Para evitar que se propague el vertido en caso de que llueva, a última hora de la tarde del martes se colocaron barreras con tierra en la zona, según ha indicado la CHMS, medida de contención que complementa la instalación de filtros formados por bolsas de un metro cúbico de capacidad llenas de piedras de distinto tamaño que contienen el paso del fuel.

Estos filtros se suman a las mantas absorbentes y 'skimmers' —dispositivos que se utilizan para recuperar petróleo derramado en la superficie del agua— colocados el lunes.

El vertido se produjo el domingo a última hora de la tarde y pudo ser contenido en la red de pluviales del parque empresarial, quedando confinado en una zona inundable situada entre el polígono industrial de Begonte y el Río Ladra, en donde fueron instaladas barreras de contención y de absorción para evitar que llegase al río.

Consulta aquí más noticias de Lugo.