Junta reduce trámites burocráticos y establece normas comunes en los parques naturales andaluces

Díaz Trillo considera que el nuevo decreto aprobado es "una herramienta útil para crear riqueza y empleo"
Parque Natural de Despeñaperros
Parque Natural de Despeñaperros
JUNTA DE ANDALUCÍA

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este martes el decreto que establece el nuevo régimen general de planificación de usos y actividades en los 24 parques naturales de Andalucía, en el que introduce medidas para reducir trámites administrativos a ciudadanos y empresas. La norma afecta a un área de influencia socioeconómica de 3,5 millones de hectáreas, el 40 por ciento de la superficie regional, integrada por 238 municipios y 2,7 millones de habitantes, lo que supone el 36 por ciento de la población andaluza.

Según ha informado el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el decreto tiene como objetivos fundamentales "mejorar y facilitar la relación de los ciudadanos con sus entornos naturales y favorecer la productividad de éstos, fuentes de riquezas y empleos para sus entornos". En esta línea, ha añadido que como consecuencia de estos dos aspectos se "mejora la conservación y garantiza la sostenibilidad de estos lugares".

"La mejor manera de proteger estos espacios es que sean productivos", ha subrayado. Además, Díaz Trillo ha afirmado que con esta norma se da un paso "importante" en la gestión de las zonas no urbanizables. Por otro lado, ha resaltado que "no se pretende bajar la guardia en la conservación de los espacios naturales, pues no se puede estropear lo que genera tanta riqueza, sino que se quiere proteger más y mejor".

Asimismo, el titular de Medio Ambiente ha adelantado que el decreto permitirá aumentar el número de espacios naturales protegidos en la comunidad, ya que, cuando en este 2011 se incorporen los organismos de gestión de los Lugares de Interés Comunitarios (LIC) y las Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), se "aumentará aproximadamente en un millón de hectáreas las zonas con distintos grados de protección natural". Además, ha asegurado que este decreto es una "herramienta marcada por la participación y la utilidad para crear riquezas y empleo, siendo esto la mejor garantía de conservación".

Por otro lado, ha explicado que el decreto, orientado principalmente a "mejorar y homogeneizar" la gestión de los parques, ha sido elaborado con el respaldo mayoritario de las juntas rectoras, patronatos y consejos de participación de estos espacios protegidos, añadiendo que más de un 60 por ciento de las alegaciones recibidas durante el proceso de información pública han sido incorporadas a su redacción definitiva.

La nueva regulación común, según ha afirmado, "salvaguardará" las singularidades recogidas en los vigentes planes de ordenación de los recursos naturales y de uso y gestión de cada parque natural, que "seguirán prevaleciendo" sobre los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) en lo relativo a actividades en suelos no urbanizables.

De igual modo, Díaz Trillo ha apuntado que el decreto mantiene la obligación de autorización previa para los proyectos urbanísticos, con la excepción de pequeñas obras de instalaciones de servicio y rehabilitación o reforma que no alteren el volumen edificado ni las características externas y no requieran de proyecto técnico. En este caso bastará con la comunicación previa.

Acortar tiempos de respuestas

En cuanto a las medidas de simplificación administrativa, la norma aprobada introduce disposiciones para reducir la carga burocrática, eliminar duplicidades, simplificar trámites, acortar los tiempos de respuesta y establecer el silencio administrativo positivo como norma general en caso de no resolver dentro de los plazos establecidos.

Además, ha comentado que entre otras novedades, se incorporan procedimientos abreviados de 15 días para las autorizaciones de seis grandes bloques de actividades que anteriormente requerían trámites de dos meses, en concreto, para los eventos deportivos de pesca marítima recreativa, los tratamientos fitosanitarios aéreos en terrenos forestales, las actividades de ocio y deporte de naturaleza en caminos, pistas forestales y espacios con limitación de acceso, las acampadas nocturnas y vivaqueos vinculados a travesía de montaña, la filmación, fotografía y grabación con uso de equipos auxiliares, y las actividades de ocio y deporte fuera de los lugares designados previamente para ellas en cada parque natural.

Del mismo modo, junto con estos procedimientos abreviados, el decreto fija también otro conjunto de actividades para las que no se exigen autorizaciones sino únicamente comunicaciones previas. En todos los casos, la Consejería de Medio Ambiente pondrá a disposición de los ciudadanos una herramienta informática específica de tramitación electrónica, cuya creación también se recoge en la norma.

Las disposiciones de reducción de la carga burocrática en los parques naturales se enmarcan en el proceso de adecuación de la legislación autonómica a la Directiva europea de servicios en el mercado interior. Esta norma comunitaria, orientada a eliminar barreras administrativas para la actividad económica, conlleva la adecuación de 17 leyes de la comunidad autónoma, así como de 92 decretos y 27 órdenes. El decreto aprobado entrará en vigor en el plazo de un mes, periodo durante el que se informará a los habitantes de los parques naturales andaluces acerca de su contenido y de las novedades que conlleva.

Revisión final

Con respecto a la solicitud de revisión de la Disposición Final 14 y la Disposición Transitoria Segunda del decreto realizada por la organización Ecologistas en Acción durante la reunión del Consejo Andaluz de Medio Ambiente celebrada la pasada semana, Díaz Trillo ha señalado que se ha revisado la Disposición Final 14, redactando finalmente el texto de forma "clara" para evitar "posibles confusiones". En este sentido, ha afirmado que "queda claro la letra y el espíritu de este decreto", que "en ningún caso" altera las normas de limitaciones y prohibiciones que existen en cuanto al desarrollo urbanístico de espacios naturales, pues el mismo tiene que ver con los espacios no urbanizables, reiterando la "prevalencia" de los Planes de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) y los Planes Rectores de Uso y Gestión de los parques naturales (PRUG).

En cuanto a la petición de la organización ecologista de revisión de la Disposición Transitoria Segunda, Díaz Trillo ha afirmado que "no se ha modificado". En esta línea, el secretario de Ordenación del Territorio de Ecologistas en Acción, Juan Clavero, adelantó a Europa Press que "acudirían a los tribunales si finalmente se aprobaba el decreto tal y como se presentó en la reunión del Consejo de Gobierno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento