La plaza Tahrir ocupada
La plaza Tahrir de El Cairo, totalmente ocupada. Khaled El Fiqi / EFE

Las protestas contra el régimen del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, llevaron este viernes a la comunidad internacional a expresar su preocupación por la situación en ese país, a alertar contra la violencia y a pedir a El Cairo que escuche las demandas de los ciudadanos y acometa reformas.

"No hay constancia de españoles heridos"

Desde la Embajada de España en El Cairo se han mostrado muy sorprendidos por el corte de las comunicaciones (tanto por telefonía móvil como por Internet) que han sufrido en Egipto, algo sin precedentes y que les "ha pillado por sorpresa", según aseguraban fuentes de la Embajada a 20minutos.es. "No tenemos constancia de que haya ningún español herido por estas revueltas, aunque las informaciones que nos llegan se ven afectadas por el corte de las comunicaciones", continúan diciendo, a la vez que añaden que "nadie les ha informado (en Egipto) respecto a este corte y si será restablecido". También cuentan que la colonia de ciudadanos españoles en el país está formada por 800 personas, sin precisar cuántos turistas de nuestro país puede haber allí ahora mismo.

Respecto a la propia seguridad del cuerpo diplomático allí desplazado, por el momento confirman que "nadie nos ha dicho nada sobre un inminente desalojo de la Embajada desde España". La Embajada de España en Egipto ha habilitado un teléfono satélite y un correo electrónico para que los españoles que se encuentren en este país y se vean afectados por las protestas callejeras puedan ponerse en contacto con su oficina. Tanto el número del teléfono satélite (+8821667001475), como el buzón de correo electrónico (emb.elcairo@maec.es) están disponibles en la web de Exteriores.

Por su parte, el ministerio de Asuntos Exteriores ha desaconsejado "todo viaje no esencial" a Egipto, sin entrar a valorar nada más sobre la situación que se vive en el país, desde las protestas iniciadas el martes y que han alcanzado su punto más álgido este viernes. 20minutos.es ha contactado con Exteriores, así como con la OID (Oficina de Información Diplomática) y en ambos casos han rehusado hacer valoraciones sobre la tensión desatada en Egipto, sobre el riesgo potencial que conlleva una revuelta de este tipo, tanto para las Relaciones Internacionales, como por el 'efecto dominó' que está teniendo la efectuada en Túnez hace días y que acabó con el gobierno del dictador Ben Alí. ¿Puede caer Hosni Mubarak en Egipto? ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Exteriores prefiere no valorar, ni tampoco el posible contagio a otros países del Magreb como Argelia o Marruecos, en los que un conflicto así podría afectar de forma directa a España, así como a otros países de la UE.

Exteriores se limita a aconsejar que no se viaje a la zona y, en caso de estar en ella, "extremar la precaución y mantenerse alejados de las manifestaciones que ahora han adquirido un componente violento". También se les recomienda respetar el toque de queda, que se extiende desde las 18.00 a las 7.00 horas (hora peninsular española).

El Gobierno español pidió que se evite "todo tipo de violencia" en las calles de Egipto y que las libertades de expresión y de reunión pacífica sean "ejercidas y respetadas", al tiempo que confió en que "las aspiraciones políticas, económicas y sociales del pueblo egipcio se canalicen por la vía del diálogo pacífico".

EE UU y la UE exigen cambios a Mubarak

Así, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, instó al Gobierno egipcio a contener a las fuerzas de seguridad, permitir las protestas pacíficas, que evidencian "profundas quejas" en la sociedad, y modificar "los pasos sin precedentes" que ha tomado el Ejecutivo para bloquear las comunicaciones. Añadió que, tal como dijo el presidente estadounidense, Barack Obama, "es absolutamente crítico para el bienestar de Egipto" que se acometan cambios y señaló que, en opinión de EEUU, el Gobierno egipcio debe dialogar "inmediatamente" con el pueblo para poner en marcha las "necesitadas reformas económicas, políticas y sociales".

"Queremos trabajar con los egipcios y con su Gobierno para hacer realidad su aspiración de vivir en una sociedad democrática que respete los derechos humanos", destacó.

Por su parte, la Unión Europea (UE) pidió al Gobierno egipcio que emprenda "urgentemente" una vía para establecer reformas democráticas y sociales que respondan a las aspiraciones "legítimas" del pueblo. La jefa de la política exterior de la UE, Catherine Ashton, urgió a las autoridades egipcias a "la liberación inmediata e incondicional de todos los manifestantes detenidos".

La ONU pide al Gobierno evitar toda violencia

También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien deseó que la situación se resuelva "sin más violencia", llamó a "los líderes de Egipto" a escuchar las "preocupaciones legítimas y los deseos" de sus ciudadanos y les sugirió que vean las manifestaciones y el descontento en las calles como "una oportunidad para poder establecer un diálogo que colme dichas reivindicaciones".

Al respecto, la alta comisaria de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió al Gobierno egipcio que investigue la muerte de civiles, debido al uso indiscriminado de la fuerza para contener las manifestaciones populares, y que se garanticen las libertades de expresión, información y reunión de la ciudadanía.

Reacciones en todo el mundo:

  • Igualmente, la canciller alemana, Angela Merkel, demandó a Mubarak que autorice las manifestaciones pacíficas y agregó: "no sirve de nada encarcelar a las personas y censurar el flujo de la información. Es necesario un diálogo pacífico. La estabilidad del país es muy importante, pero no a cualquier precio, no al precio de la libertad de expresión".
  • El Reino Unido, a través de su ministro de Exteriores, William Hague, instó al Gobierno egipcio a responder a "las demandas legítimas de desarrollo económico y de un sistema político más abierto y flexible".
  • En la misma línea, la jefa de la diplomacia francesa, Michèle Alliot-Marie, hizo un llamamiento a la "contención" y al "diálogo entre todas las partes" porque solo éste "puede permitir una evolución significativa y positiva de la situación para tener en cuenta las aspiraciones que se manifiestan de mayor libertad y democracia".
  • Italia, que sigue la situación "con atención y fuerte preocupación", abogó por el cese "de todo tipo de violencia" y el respeto de las libertades civiles, de expresión y comunicación y del derecho a manifestarse de forma pacífica, al tiempo que señaló que la estabilidad ha de consolidarse a través de "un diálogo concreto y constructivo entre las instituciones y la sociedad civil".
  • Desde América, el Ejecutivo de Canadá solicitó a las autoridades egipcias que respondan a estas protestas de forma pacífica y que aseguren el respeto a la libertad de expresión, en particular el desbloqueo de los sitios de internet.
  • Asimismo, el Gobierno brasileño espera que Egipto, Túnez y Yemen puedan avanzar hacia una evolución política "capaz de atender a las aspiraciones de la población en un ambiente pacífico y sin interferencias externas".
  • Mientras tanto, el mundo árabe e Israel no han emitido reacción alguna sobre las protestas en Egipto, que comenzaron el pasado martes.