Las autoridades egipcias retienen al dirigente opositor y nobel de la paz Mohamed ElBaradei

El Premio Nobel de la paz y dirigente de la oposición egipcia Mohamed ElBaradei es recibido por una gran número de periodistas a su llegada a El Cairo.
El Premio Nobel de la paz y dirigente de la oposición egipcia Mohamed ElBaradei es recibido por una gran número de periodistas a su llegada a El Cairo.
Khaled El Fiqi / EFE

Las autoridades egipcias retienen al dirigente de la oposición egipcia y premio nobel de la paz Mohamed ElBaradei, informó este viernes la cadena qatarí de televisión Al Jazeera.

ElBaradei se encontraba este viernes en una mezquita del barrio de Giza, en El Cairo, y cuando intentó salir de ella se lo impidió la Policía, que también prohibió la salida del dirigente de la oposición Osama Gazali.

En un primer momento se informó de que había sido detenido, pero la propia cadena precisó posteriormente que sólo había sido retenido en la zona de El Cairo que controlaban las fuerzas de seguridad.

La misma cadena indicó que en los alrededores del lugar donde ElBaradei permanece retenido se han producido choques entre manifestantes y los agentes policiales, que dispersó a los reunidos con mangueras de agua.

La Policía trata de disolver las manifestaciones

Los ciudadanos también se han manifestado en las ciudades de Alejandría, Mansoura, Suez y Asuán y algunos manifestantes se han congregado, incluso, en un barrio próximo a la residencia de Mubarak, según testigos.

En El Cairo, la Policía ha disparado balas de goma contra miles de manifestantes que le lanzaban piedras junto a la mezquita de Al Azhar.

La multitud empezó a tirar piedras contra los agentes mientras entonaban lemas contra el presidente Hosni Mubarak y su hijo y virtual sucesor, Gamal. "La gente quiere el final del régimen", "No a la sucesión", "Abajo Hosni Mubarak", gritaban.

"El cambio es inevitable"

ElBaradei, que ha estado ausente del país desde que comenzaron las protestas, el pasado martes, llegó el jueves a El Cairo, procedente de Viena, para sumarse a ellas.

"Creo que este es un momento clave para el futuro de Egipto", afirmó en declaraciones a los periodistas al llegar a esta capital. "El cambio es inevitable (...). No hay vuelta atrás", insistió.

Estaba previsto que el Nobel de la paz 2005 participara en las oraciones de una mezquita de esta capital y luego se sumara a las marchas que estaban convocadas después de los actos religiosos.

La jornada comenzó con la detención de siete dirigentes de los Hermanos Musulmanes, la principal fuerza de la oposición egipcia, mientras el acceso de Internet y la telefonía móvil han quedado fuera de servicio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento