El Sindicato del Profesorado Extremeño (PIDE) ha considerado "inaceptable" el recorte de 1.000 plazas de monitores de Actividades Formativas Complementarias (AFC) que a su juicio la Consejería de Educación, "sin negociación previa con los sindicatos, quiere imponer unilateralmente".

Según ha asegurado PIDE en una nota de prensa, la Consejería de Educación está "planteando un recorte del número de monitores y de la oferta de actividades", a pesar de que el Consejo Escolar de Extremadura ha aprobado un dictamen sobre el futuro 'Decreto de Actividades Formativas Complementarias (AFC) en el que recomienda mantener el mismo número de monitores existentes.

Y es que, según los datos que ha aportado PIDE en nota de prensa, en el curso 2010/2011 en Extremadura hay 1.710 plazas de monitores de AFC en centros públicos de Educación Infantil y Primaria y específicos de Educación Especial y 270 en centros concertados.

Sin embargo, aasegura este sindicato que a partir del curso que viene "se va a ofertar la mitad de las plazas con una reducción brutal de casi 1.000 plazas de monitores y la desaparición de 24 de las actividades ofertadas", por lo que se pasa a "sólo 11 actividades de las cuales dos son nuevas por imposición de la Consejería de Educación".

Esta es una "agresión laboral" que según ha recordado PIDE se suma a la anterior "reducción de haberes injustificada en sus nóminas", ya que los emolumentos de los monitores no alcanzan el 1,5 del salario mínimo, "detalle éste que el Sindicato PIDE denunció alegando que dicha reducción no es de aplicación a este colectivo", ha señalado.

Propone una reestructuración

Ante esta situación, PIDE ha considerado que tras diez años desde que comenzaron las actividades formativas complementarias, habría que proceder a su "reestructuración" que supone "ampliándolas y no recortándolas".

Por todo ello, el sindicato ha propuesto, en mesa técnica y por registro a la consejería, que las AFC asuman, en todos los centros educativos, los planes de apoyo (PROA y PEREX) de tal manera que, "al menos, dos tardes de la semana se dediquen al apoyo en materias instrumentales por parte de monitores cualificados".

De esta forma se pretende un "doble beneficio", como es por un lado que los monitores con titulación "recuperen la dignidad de sentirse docentes", y por otro lado "que el alumnado pueda recibir el apoyo necesario en las materias instrumentales, valorando así la utilidad de las actividades formativas complementarias".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.