Baleares cuenta con un 14,8 por ciento de superficie terrestre protegida sobre el conjunto del territorio, lo que supone un total de 135.877 hectáreas, por encima de la media nacional, tal y como se desprende de los datos del Observatorio de los espacios protegidos Europarc-España y del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Según estas cifras, las islas se sitúan en séptima posición en cuanto al porcentaje de terreno protegido, mientras que en la superficie marina se han protegido 25.717. Asimismo, en España la media se sitúa en el 12.1 por ciento, con un total de 14.134.457 hectáreas.

Tal y como indica el informe, en el país el 12,1 por ciento de la superficie terrestre (algo más de 6.1 millones de hectáreas) y cerca del 1% de la superficie marina está protegida con fines de conservación de la naturaleza. Considerando además la Red Natura 2000, la superficie terrestre protegida supera los 14 millones de hectáreas, el 28 por ciento del territorio, lo que sitúa a España en el país que más superficie aporta a la red europea.

Al mismo tiempo, destaca que en el periodo 2008-2009 se han declarado casi 100 espacios nuevos, la gran mayoría de pequeño tamaño, que suponen 135.000 hectáreas (de ellas 3.756 marinas).

Además, de la superficie marina bajo jurisdicción nacional, casi 255.000 hectáreas están protegidas, la mayoría localizadas en zonas costeras. La Ley 42/2007 incluyó por primera vez una figura genérica para las áreas marinas protegidas, aunque hasta la fecha no se ha declarado formalmente ninguna.

Paralelamente, y al amparo de la Ley 3/2001 de Pesca Marítima del Estado, existen 10 reservas marinas de interés pesquero de competencia estatal cuyo principal objetivo es desarrollar una gestión efectiva para protegerlas de la pesca abusiva. En el conjunto del Estado se utilizan más de 40 figuras distintas de protección de espacios naturales protegidos. La figura de parque natural se utiliza para 157 espacios que alcanzan 3,7 millones de hectáreas, el 54% de la superficie total protegida.