Cuatro controladores de Palma han comparecido en dependencias de la Guardia Civil para declarar en calidad de imputados como consecuencia de la huelga masiva que tuvo lugar entre los pasados días 3 y 4 de diciembre, pese a que se han acogido a su derecho constitucional de no declarar.

Así lo ha informado en un comunicado la Unión Sindical de Controladores Aéreos (Usca), que ha explicado que los encausados han sido asistidos por los abogados del sindicato, y han recibido un "trato correcto" por parte de los agentes del Instituto Armado.

Mientras tanto, en los próximos días hay fijadas siete citaciones más, cinco para mañana y dos más el día 7, mientras que las próximas declaraciones tendrán lugar a partir de la semana que viene.

Desde Usca han lamentado que la Policía Judicial "provocó el caos" en el aeropuerto de Palma durante estas Navidades, al entregar a los controladores las citaciones en calidad de imputados al inicio de varios turnos de trabajo, tanto en la Torre de Control, como en el Centro de Control de Palma.

Tal y como han manifestado, varios de estos profesionales "debieron ser atendidos por el servicio médico y algunos tardaron cerca de dos horas en recuperarse de diversos cuadros de ansiedad".