Azucarera Ebro ha asegurado hoy cumplir en su totalidad los acuerdos alcanzados para dar estabilidad al sector remolachero, entre ellos el suscrito el 10 de marzo de 2008 con la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León y la Cooperativa ACOR.

De este modo, la referida empresa, a través de un comunicado recogido por Europa Press, salía al paso de las acusaciones vertidas por representantes de la Unión de Campesinos de Castilla y León, que esta mañana han protagonizado un encierro en Valladolid en la sede del departamento que dirige la consejera Silvia Clemente para denunciar que los cultivadores de remolacha no están recibiendo el precio estipulado por tonelada de producto.

Frente a tales acusaciones, Azucarera Ebro insiste en que está respetando a rajatabla el acuerdo de marzo de 2008 que tenía por finalidad garantizar la estabilidad del sector hasta el año 2014,

y en el que, entre otros compromisos relativos al establecimiento de las cuotas de producción de los firmantes durante el periodo considerado, se garantizaba a los agricultores un precio mínimo de 40 euros por tonelada de remolacha.

"En desarrollo de dicho compromiso, y para garantizar su aplicación práctica, Azucarera Ebro ha suscrito acuerdos con la totalidad de las Organizaciones Profesionales Agrarias de ámbito nacional, que están siendo aplicados a los agricultores que entregan remolacha en sus fábricas", indica la empresa, que recuerda además que ha sido la Unión de Campesinos de Castilla y León "la que ha declinado la aplicación a sus agricultores afiliados del procedimiento pactado con las OPAS más representativas del sector, que representan más del 90% de las entregas de remolacha de nuestra compañía".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.