El 39 por ciento de los consumidores no lee el etiquetado ni las advertencias de los fabricantes de juguetes, mientras que la mitad de los que sí lo hacen, no lo entienden por completo, según consta en un estudio realizado por la empresa IE Consumo y presentado por su director, Josep Tous.

Tous ha expuesto estos datos en una rueda de prensa en la que también ha estado acompañado por el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), José Antonio Pastor, y por el secretario autonómico de Industria, Comercio e Innovación de la Generalitat, Bruno Broseta.

Según el estudio —realizado con ayuda de la Generalitat—, que ha contado con una muestra formada por 1.500 entrevistas a personas de entre 18 y 64 años, la causa de que los ciudadanos no entiendan completamente todo el etiquetado de los juguetes se debe al desconocimiento de los símbolos. Así, confunden las prohibiciones con la edad recomendada; no entienden el motivo de las advertencias; y confunden el marcado CE. Además, estos ciudadanos no creen acertada la edad recomendada, ya que sólo contemplan la edad intelectual pero no la relacionan con la recomendada por el fabricante.

Respecto al conocimiento y responsabilidad propia de los consumidores, el estudio contempla que el 38 por ciento considera que no comporta ningún peligro modificar el juguete —alargar la cuerda; no cerrar el compartimento de las pilas; quitar piezas—.

Asimismo, el 72 por ciento de los consumidores se preocupa de temas resueltos por la normativa vigente, aunque, en cambio, el 40 por ciento no presta atención a las advertencias del fabricante, sobretodo en cuanto al uso del juguete y a la edad recomendada.

Otro dato que recoge el informe es que el 59 por ciento de los ciudadanos entienden que el canal 'multiprecio' es un lugar poco recomendable para comprar juguetes; y un 72 por ciento cree que se deberían hacer más controles sobre este canal de venta. Aún así, el 41 por ciento ha reconocido que realiza alguna compra por este canal.

Junto a ello, el 64 por ciento de los consumidores considera que el embalaje de algunos juguetes es peligroso, pero, sin embargo, un 48 por ciento deja que sus hijos desenvuelvan ellos solos el juguete, según el estudio.

De estos datos se desprende, según ha comentado Tous, que los elementos en los que se apoya el consumidor para realizar sus compras con confianza y resolver sus contradicciones son la Marca del Fabricante y comprando en un canal de confianza.

Respecto a los productos agotados estas Navidades, José Antonio Pastor ha indicado que hay "varios", "algunos más que el año anterior", y ha señalado que en esta campaña han convivido las nuevas tecnologías con lo tradicional. No obstante, ha afirmado que el mercado español es "bastante clásico", y se venden bien los juegos con ruedas, de mesa y sociedad.

Sobre este aspecto, ha aseverado que al igual que ocurrió el año anterior, por el efecto de la crisis, la opción de comprar juegos de mesa en Navidad ha experimentado un fuerte crecimiento. El objetivo es, según ha dicho, pasar más tiempo en el hogar con los hijos.

En cuanto a las ventas de juguetes estas Navidades, Pastor ha afirmado que todavía no hay datos definitivos porque quedan aún algunas semanas por delante, pero ha dicho que la lectura de los mismos, hasta ahora, es "positiva", teniendo en cuenta el entorno de la crisis, el estancamiento e, incluso, la recesión.

Ha explicado que el juguete, cuando llega la Navidad, "se convierte en un bien indispensable y necesario en los hogares españoles". Ante este año difícil, ha indicado que se ha hecho un esfuerzo y se han invertido 125 millones de euros en I+D+i, con el objetivo de los productos se adaptaran a la tecnología y estuvieran más ajustados a la oferta económica actual.

Así, los resultados de venta provisionales, a la semana 50, son de un uno por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior, y de un crecimiento del tres por ciento en unidades a costa de un descenso del precio medio del cuatro por ciento.

Consejos para los reyes

Bruno Broseta ha recomendado con motivo de los juguetes que repartirán los Reyes Magos, que los padres lean atentamente la etiqueta y las advertencias del fabricante, poniendo especial atención a la edad recomendada; que el adulto desempaquete el juguete delante del niño; y que no se manipulen las características del mismo.

Broseta ha subrayado que el sector del juguete es "clave" desde el punto de vista industrial, ya que a nivel nacional se dedican a este ámbito 5.500 personas y se realiza una facturación de 1.100 millones de euros. Del total, entre el 40-45 por ciento de estos trabajadores pertenecen a la Comunitat Valenciana.

Consulta aquí más noticias de Valencia.