La Confederación de Asociaciones de Empresarios de Baleares (CAEB) sostiene que si en 2011 no hay una reactivación del consumo, que permita dinamizar la economía, las empresas no podrán contratar a nuevos trabajadores.

"Es un pez que se muerde la cola", ha explicado en declaraciones a Europa Press el presidente de la CAEB, Josep Oliver, quien se ha mostrado, sin embargo, "moderadamente optimista" a la hora de valorar las cifras del paro hechas públicas este martes por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, que arrojan un aumento del desempleo del 0,21% con respecto al 2009 (190 parados más) en Baleares, lo que convierte al archipiélago en la segunda CCAA donde menos subió el paro el año pasado.

Aún así, el paro mantiene una evolución creciente y la afiliación a la Seguridad Social cae en picado. Ante este escenario, según señala el presidente de los empresarios baleares, en los próximos meses habrá una "disminución de la población activa", debido, en parte, a que muchos extranjeros regresarán a su lugar de origen.

Aún así, Oliver incide en que el reducido aumento del paro registrado al cierre de 2010 hace pensar que la situación de desempleo "se está estabilizando". En este punto, las perspectivas de cara a 2011 "son más optimistas que pesimistas", aunque "si no aumenta el conumo y no aumenta la actividad económica, las empresas no podrán incorporar a nuevos trabajadores", reitera Oliver.