El conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha pedido explicaciones al Gobierno de España sobre el traslado de 27 inmigrantes procedentes de Cataluña a centros de acogida de Valencia durante estas fechas de Navidad, "lo que ha significado un repunte sin precedentes en lo que llevamos de año", según han señalado fuentes de la Generalitat en un comunicado.

Blasco también se ha referido al acuerdo del Consejo de Ministros de 2005 para la atención humanitaria de inmigrantes desplazados de Canarias a la península y ha censurado "el recorte de las ayudas por parte del Ejecutivo central a la Comunitat".

"Estamos dispuestos a colaborar como el que más en la atención a estos colectivos vulnerables como es la inmigración irregular pero también exigimos más apoyo para desarrollar políticas de acogida", ha aseverado.

Durante 2010, el 21 por ciento de los 268 inmigrantes irregulares desplazados teóricamente desde Canarias han acabado en la Comunitat después de pasar previamente por Cataluña. De los 57 derivados este año desde Barcelona, un total de 27, es decir, casi la mitad, han llegado los últimos días del año 2010, ha explicado Blasco.

El conseller ha exigido "el mismo trato que reciben otras comunidades como, por ejemplo, la catalana, que siempre ha obtenido el doble de la cuantía económica asignada a nuestra Comunitat durante los últimos años", ha aseverado.

Ha indicado que en 2011, según las perspectivas de la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía, la Comunitat recibirá del Gobierno de España un total de 4,3 millones de euros, lo que supone un recorte del 42 por ciento respecto a 2010, cuando la asignación del Fondo de Acogida fue de 7,6 millones de euros, "muy lejos de los 23 millones de euros de 2009".

El Gobierno central ha enviado un total de 5.409 inmigrantes irregulares a la Comunitat Valenciana en los últimos cuatro años desde Canarias, Ceuta, Melilla y ahora también desde Barcelona, según el conseller.

A esta cifra se suman los 329 inmigrantes que han llegado en 36 pateras a las costas de Alicante desde 2007 y de los que también se hace cargo el Gobierno autonómico. Blasco ha señalado que la Generalitat "siempre ha cumplido con la parte que le corresponde en el problema de la inmigración irregular, acogiendo a todos los inmigrantes que nos ha remitido el Gobierno".

En la actualidad, la Generalitat financia el 70 por ciento de las 672 plazas de acogida para inmigrantes irregulares que existen en la Comunitat, es decir, una de cada siete.

Sin embargo, el Gobierno ha recortado en 2010 el Fondo de Acogida e Inmigración en un 65 por ciento y ha aprobado otro recorte del 40 por ciento para 2011, lo que pone en "serio peligro las labores humanitarias y la cobertura de las necesidades básicas a estas personas, que se encuentran en una situación de absoluta vulnerabilidad", mientras que Solidaridad y Ciudadanía "mantiene el compromiso con las plazas de acogida", ha apostillado Blasco.

Consulta aquí más noticias de Valencia.