El director general de Territorio y Vivienda, Antonio Navarro, ha visitado este martes las obras que la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio subvenciona al Ayuntamiento del municipio con 292.320 euros para la rehabilitación de la Casa-Museo Etnográfico 'Pepe Marsilla', según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

"Se trata de una actuación que forma parte de las subvenciones del Gobierno regional, que tienen como objetivo colaborar con las corporaciones locales para la recuperación de edificios de interés histórico con el fin de destinarlos a un uso público", explicó el director general.

Este edificio del siglo XVIII forma parte del conjunto de bienes del municipio y en la actualidad alberga el Museo Etnográfico de la población, que forma parte de la Ruta del Vino de Bullas. Se encuentra en el casco antiguo de la localidad, junto a la Iglesia parroquial y cerca de la Avenida de Murcia y la Plaza de España, donde se ubican el Ayuntamiento y el jardín municipal.

Mediante las obras se lleva a cabo el acondicionamiento de 730 metros del interior del edificio, así como la rehabilitación de la fachada y la sustitución de las cubiertas "resultando un edificio renovado tanto en el exterior como en el interior que, además, disfrutará de una nueva entrada independiente por la calle del Rosario, con acceso a través de ascensor para personas con movilidad reducida", destacó Navarro.

"De este modo, con la construcción del nuevo acceso al inmueble, no sólo se procurará un espacio independiente para las instalaciones municipales sino que también se mejorará la accesibilidad gracias al nuevo ascensor y las escaleras de que dispondrá el edificio", añadió.

Esta edificación, que fue rehabilitada parcialmente entre los años 2006 y 2007 para su uso como Casa-Museo Etnográfico, y que ahora verá culminado su acondicionamiento integral, fue la casa del alcalde de la villa, José Marsilla Melgares de Aguilar, quien impulsó la llegada del teléfono, el telégrafo, la luz eléctrica a la población, así como la construcción del Asilo y Hospital de Ancianos en el Barrio de La Cruz.

Navarro concluyó que "con esta actuación apostamos por la historia del municipio y la Región de Murcia, a través de la conservación de nuestro patrimonio arquitectónico, reflejado en este caso en una de las principales figuras de la localidad en el siglo XIX".

Consulta aquí más noticias de Murcia.