El ex vicepresidente segundo de la Junta General del Principado de Asturias y ex diputado regional del PP, Pelayo Roces Arbesú, ha afirmado que en el PP se han pasado "por la entrepierna" y el "arco del triunfo" las normas por las que se guía la formación política.

En declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, Roces ha dicho que abandonar el PP es una decisión que "duele" porque es la formación en la que le inició su padre pero que "ya no es el partido donde se respetaba y donde se debe respetar a los afiliados".

"Nos guiamos por unas normas y por unos estatutos que se han pasado por la entrepierna en la última época", ha denunciado Roces, tras la baja como afiliado del ex vicepresidente del Gobierno y ex secretario general de los 'populares', Francisco Álvarez-Cascos.

Sobre la carta de renuncia que ayer envió a Mariano Rajoy, Roces ha indicado que no la calificaría de "dura" sino de "real" porque en ella, a su juicio, expone "negro sobre blanco, hechos". "Los hechos son que los estatutos y las normas que nos hemos dado se los han pasado totalmente por el arco del triunfo", ha lamentado.

Además, ha criticado que "Rajoy ha menospreciado a Asturias porque le aporta muy poco a la gobernabilidad de esta nación". "Posiblemente, ahí esté el error", según ha explicado, porque "no le ha dado la importancia que le tiene que dar a una victoria en Asturias". "Rajoy ha preferido unir su destino político al de Gabino De Lorenzo que es quien dirige el partido aquí en Asturias desde el Ayuntamiento", ha sentenciado.

No han sabido entender a asturias

"El PP y Mariano Rajoy no han sabido entender a Asturias porque no la han pisado". "Creo que han despreciado a miles de afiliados y a los asturianos en general", ha opinado. Así, ha señalado en relación con el dato de las bajas de afiliados de que "el aparato del partido lo va a manejar como quiera".

También, ha indicado que lo que dicen le a Cascos "miles de afiliados del partido, simpatizantes y asturianos en general" es que no quieren "estar otros treinta años de más de los mismo del PSOE". Roces dice que en la encuesta de la calle "la gente dice que si viene Cascos le vota" y que, además, "hay otras encuestas y las tiene Génova perfectamente identificadas, donde con Cascos se ganan las elecciones".

Preguntado sobre si son conscientes de que con esta polémica el PSOE se está frotando las manos, ha declarado que no sabe lo que están haciendo los socialistas pero que, sin embargo, el PP debería haber reflexionado previamente sobre si lo que quiere es "ganar las elecciones" en Asturias o "les importa un comino".

Roces cree que Génova no ha tenido "ninguna intención" de resolver este asunto y se ha preguntado "por qué no se ha celebrado un congreso". "Si alguien quiere presentarse que se presente a un congreso. Yo creo que es la forma más limpia de poder resolver esta situación", ha recalcado.

Por qué cascos no acepto en 2004

Sobre por qué Álvarez Cascos no aceptó la candidatura a la presidencia de Asturias en el 2004, ha aclarado que "hace cuatro años ni estaba ni le esperaba y nadie le propuso esto". "Ha sido la militancia asturiana la que le ha pedido a Cascos que encabece esto y hay 7.000 firmas, entregadas en Génova que las tiene Mariano Rajoy, de militantes pidiendo la vuelta de Álvarez Cascos", ha destacado.

Para Roces, Álvarez-Cascos dejó la política "antes de celebrase unas elecciones y no la dejó después de perder" lo que, a su juicio, es un dato "importante" porque "da la sensación de que Álvarez Cascos dejó un partido perdedor y Cascos dejó un partido que ganaba elecciones".

"Nos estamos dando cuenta de que la gran obra de Álvarez Cascos en Asturias, la Alta Velocidad, la Autovía del Cantábrico está todo paralizado. Posiblemente la gran obra de Álvarez-Cascos necesite de Cascos para culminarse. Lo que necesitamos es una alternativa definitivamente para poder sacar a Asturias de este callejón sin salida en el que estamos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.