El Observatorio Astronómico de Cantabria (OAC) registró un total de 8.404 visitas en 2009 por parte del público en general, incluidos alumnos de centros educativos.

Según la memoria 2009 del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), organismo de la Consejería de Medio Ambiente encargado de gestionar este recurso, durante los meses de verano se ha notado un incremento en el número de visitantes durante los fines de semana, coincidiendo con las vacaciones estivales, si bien el mayor número se registró en abril, con 1.411 visitantes, seguido de mayo con 1.275 y junio, con 1.060.

Pero estas cifras sólo reflejan las personas que subieron a la cúpula del OAC, por lo que habría que añadir aquéllas que no encontraron plaza pero que sin embargo asistieron a las proyecciones del salón de actos o a las observaciones fuera del edificio. También debería sumarse el gran número de visitantes registrado durante las diversas jornadas de puertas abiertas que se han realizado en el Observatorio.

En cuanto a las visitas por parte de centros de enseñanza y grupos organizados, el personal del OAC ha atendido a más de 3.000 alumnos de Cantabria.

Durante los meses de marzo a junio de 2009, el Observatorio Astronómico de Cantabria ha realizado actividades didácticas para escolares, tanto en el propio observatorio como desplazándose a los centros educativos de la región. Estas visitas han tenido lugar por la mañana y los alumnos, pertenecientes a 25 centros educativos repartidos por toda la geografía cántabra, realizaron diversas actividades acordes a su edad relacionadas con la Astronomía.

Además de los cántabros, en torno a 150 alumnos pertenecientes a tres centros de Castilla y León fueron igualmente acogidos en las instalaciones del Observatorio.

La actividad del OAC, ubicado en el páramo de La Lora (Campoo), ha estado marcada en 2009 por la celebración del Año Internacional de Astronomía (AIA 2009), declarado por la UNESCO con el lema 'El Universo para que lo descubras', para conmemorar los 400 años desde que Galileo apuntó por primera vez al cielo con un telescopio, iniciando así un camino de descubrimientos que dura todavía.

Por lo demás, el OAC ha continuado con su oferta de visitas, en las que se proyecta un audiovisual en el salón de actos y a continuación se sube a la cúpula para, si está despejado, observar el Sol en las sesiones diurnas y otros astros (Luna, Saturno, Júpiter, etcétera) de noche. En caso de que no se pueda abrir la cúpula se muestran y explican un conjunto de imágenes obtenidas desde el Observatorio.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.