La compañía que preside Antonio Hernández Callejas, que entró a formar parte del Ibex 35 en sustitución de Cintra, comenzó su andadura en el selectivo a un precio de 14,39 euros y despidió el pasado año marcando los 15,83 euros por título.

Ebro Foods cerró el ejercicio 2010 con la compra de la división arrocera de SOS Corporación por un importe de 195 millones de euros y la entrada en su capital, con aproximadamente una participación del diez por ciento.

Un mes más tarde, SOS Corporación Alimentaria designó a Jaime Carbó Fernández consejero delegado del grupo, tras renunciar a sus cargos de director general y consejero de Ebro Foods, anuncio que permitió marcar a los títulos de Ebro Foods un máximo anual de 16,08 euros.

De esta forma, la multinacional española se asegura un hombre de confianza dentro de SOS Corporación, en cuyo consejo de administración también figurarán a partir de este mes su presidente, Antonio Hernández Callejas, y el presidente de Damm y consejero de Ebro, Demetrio Carceller.

La compañía tembién materializó el pasado año la compra de la australiana Ricegrowers por 440 millones de euros y la venta de su negocio lácteo, Puleva Food, al grupo francés Lactalis por 630 millones de euros.

Tras conocerse su entrada en el Ibex 35, la multinacional española se mostró "muy satisfecha", al considerar que se trataba de un "refrendo" a los buenos resultados y a la evolución de la compañía en los últimos ejercicios.

Desde el grupo que preside Antonio Hernández Calleja destacaron que la compañía cumplía todos los parámetros para entrar en el selectivo e hicieron referencia al tamaño, a la liquidez, con cerca de un 50 por ciento de 'free float', y por el volumen de contratación, en el que indicaron que ha influido el trabajo desarrollado por el departamento de relaciones con inversores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.