Representantes de la asociación Cantabria Conbici mantuvieron recientemente una reunión con la concejala de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Santander, María José González Revuelta, a l aque trasladaron su "profundo malestar" por el diseño y de la ejecución de los nuevos carriles bici que se inaugurarán pronto en Santander.

En concreto, se refirieron a los carriles que discurren entre la Bajada de Polio y el Instituto municipal de Deportes (IMD).

La asociación recuerda que ya en su momento mostraron un "total desacuerdo" por el trazado elegido, especialmente en el tramo que va desde Pronillo hasta el IMD.

"Nuestra opinión es que este tipo de actuaciones en ningún caso fomentan la movilidad sostenible y en concreto la movilidad ciclista, más bien disuaden de ella", argumentaron.

Este colectivo critica que el tramo Bajada El Caleruco-IMD ha supuesto una "merma de espacios" al peatón y una "pérdida de competitividad" de la bicicleta frente al coche.

Así, lamentan que se ha optado por un itinerario por el cual la 'acera-bici' ha sido implantada "a calzador por no entender su importancia ni función", en lugar de hacer que discurra por José María de Cossío-Los Ciruelos, dotando a una calle con doble carril por sentido para los coches de infraestructura ciclista que separara al vehículo motorizado, al peatón y al ciclista.

Igualmente, detallan que en los tramos construidos por la Avenida de Los Castros "quedan sin resolver" puntos como la rotonda de la Bajada San Juan, Bajada el Caleruco y Bajada de la Media Luna, donde se han creado zonas compartidas entre el peatón y el ciclista "que obligan en algún caso a apearse de la bicicleta con la pérdida de eficacia que ello conlleva".

Además, en todas las intersecciones en las que los coches abandonan o se incorporan a la Avenida de Los Castros "se debe aclarar la prioridad entre peatones, ciclistas y coches", consideran.

Y critican que los carriles bici se construyen "con la única premisa" de que no resten aparcamientos para vehículos privados, "que gozan de un espacio público de manera ilimitada".

"Desde nuestro punto de vista esto es insostenible, ya que las dimensiones de las calles son las que son, el crecimiento de la población y por tanto del número de coches vaticina una falta de espacios terrible en todas nuestras calles y creemos que estos espacios hay que ganarlos para el disfrute de las personas", advierten.

Según recuerdan, "ninguna ciudad ha solucionado sus problemas de movilidad en base al coche y parece que este equipo de Gobierno no se atreve a dar los pasos necesarios para cambiar los hábitos de movilidad de los ciudadanos, cumpliendo el Plan de Movilidad Sostenible".

Para esta asociación, en numerosas zonas la sección del vial era "suficiente" para, sin tener que eliminar aparcamientos, haber ejecutado un carril bici "segregado y con seguridad".

Sin embargo, denuncian que se opta por zonas compartidas con los peatones con anchos "en todo momento insuficientes que generan tensiones inexistentes anteriormente, incomodidad para los usuarios y pérdida de competitividad de la bicicleta como medio de transporte".

Cantabria ConBici alude a una "cantidad de deficiencias en materia de seguridad" de las que ha informado a la Concejalía con el fin de que "se tengan en cuenta y se subsanen cuanto antes ya que existen multitud de puntos negros en los que se puede producir una desgracia". PROPUESTAS

De forma paralela a las críticas, este colectivo ha propuesto al equipo de Gobierno otras medidas para fomentar la movilidad sostenible en Santander, como por ejemplo la inclusión en el Distribuidor de la Marga de infraestructura peatonal y ciclista, la reposición de la Pasarela de la playa de Los Peligros o la creación del carril bici por Reina Victoria.

También plantean la instalación de estaciones TUSBIC en Valdecilla Sur y Norte, la creación de un abono familiar para el servicio TUSBIC y su inclusión en la Tarjeta de Transporte de Cantabria, o dotar al funicular del Rio de La Pila de un horario ininterrumpido, para que preste servicio durante las 24 horas del día.

El colectivo espera que "al igual que los vecinos, empresarios y comerciantes de la zona por la que discurren los carriles bici pueden modificar el diseño inicial", se tenga en cuenta "al menos un mínimo" a los usuarios de la bicicleta, "que al parecer son los últimos interesados en el trazado de las infraestructuras ciclistas".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.