Wellber dice que no hay mejor ópera que 'Aida' para su debut en el Palau porque con ella "empezó todo"

La intendente destaca el equilibrio entre los maestros veteranos y la nueva generación de directores en el coliseo valenciano
El director Omer Meir Wellber.
El director Omer Meir Wellber.
GVA

El maestro israelí Omer Meir Wellber —que asumirá la dirección musical del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia la próxima temporada— ha asegurado que "no hay mejor ópera" para debutar en el que dentro de poco será su teatro que 'Aida' porque para él "empezó todo" con esta obra de Verdi.

El director ha realizado estas manifestaciones con motivo de su estreno este jueves como principal director invitado del Palau de les Arts con la segunda serie de representaciones de 'Aida' de Giuseppe Verdi, ópera inaugural del ejercicio 2010-2011. Wellber, que estará también al frente de las funciones de los días 19, 23 y 29 de diciembre, toma el relevo a Lorin Maazel, a quien además sucederá en la temporada 2011-2012 como director musical del centro de artes valenciano.

Por ello, el joven director, nacido en 1981, ha recalcado que, a pesar de que los visitantes del Palau de les Arts, ya han oído hace unas semanas esta ópera, él intentará hacer "su Aida" y ha confesado que se trata de una pieza "muy fuerte" que le sale "de dentro".

"Aida es para mí algo muy especial porque para mí empezó todo con ella", ha aseverado Wellber, que ha recordado que el origen del ascenso de su carrera se encuentra en el Teatro de Padua (Italia) un 28 de octubre, curiosamente el día de su cumpleaños, cuando presentó esta obra.

"Y a partir de ahí vino todo: La Scala, Valencia o hacerla con Baremboim en Tokio. Ahora la hago por tercera vez en el que dentro de poco será mi teatro", ha aseverado.

Además, el maestro ha puntualizado que el talismán de Aida le acompañará los próximos dos años, con dos producciones en La Scala de Milán.

En este punto, el que será responsable musical del coliseo ha señalado que el repertorio italiano va a estar entre sus principales intereses ya que opina que "enriquece" a una orquesta con atributos como la "ligereza". Por ello, ha adelantado que, además de Verdi, Donizzetti o Puccini serán autores importantes en su etapa al frente de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, titular del Palau.

Precisamente, Wellber ha destacado la "intensa" semana de ensayos con los miembros de la Orquestra, con los que solo había dado un concierto hace unos meses y ha celebrado "el buen momento" que está viviendo con la formación.

Grabación con decca

En estos días se ha llevado a cabo en el auditorio valenciano una grabación con el sello discográfico Decca —en el que ha participado la soprano Aleksandra Kurzak, que también cantará en 'L'elisir d'amore'— que, en un principio, la compañía propuso en La Scala pero Wellber optó por llevarla adelante en el Palau de les Arts.

"Estoy muy feliz de haber hecho este proyecto en Valencia en vez de en otro lugar también bueno y bello como es La Scala pero era muy importante hacerlo aquí", ha remarcado.

Esta grabación le ha dado la oportunidad de comprobar la calidad musical de los músicos de la Orquestra pero también desarrollar una "empatía" y "conocimiento personal" que espera aprovechar para "sacar a la luz" las posibilidades de la formación.

Preguntado por sus "retos" en la dirección musical del coliseo valenciano, ha considerado que quizás es "apresurado" hablar de ello aunque ha puntualizado que tanto él como los músicos están "en el mismo camino". "Yo les aporto cosas cuando vengo de fuera y ellos a mí cuando son dirigidos por otros maestros", ha explicado.

El director ha adelantado igualmente algunos de sus planes en el capítulo sinfónico, sobre lo que ha comentado que quiere trabajar programas más pequeños para intensificar la labor con las diferentes secciones y los solistas.

Wellber ha tenido también palabras de elogio para el Cor de la Generalitat y se ha mostrado agradablemente sorprendido por su "nerviosismo desde el punto de vista positivo", ya que tradicionalmente este tipo de conjuntos son algo "pesadas, difíciles de mover".

Por su parte, la intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, ha destacado que el "equilibrio" que se da en la institución cultural entre "la presencia de la generación de jóvenes directores" —con la sucesión de Maazel a cargo de Wellber— y "la de los veteranos de la música", como Zubin Mehta, que continúa en la presidencia del Festival del Mediterráneo, o Valery Gergiev, que también actúa en el teatro valenciano.

"Está bien cambiar ahora", ha aseverado Schmidt, que ha incidido en que una de las razones que pesaron a la hora de elegir a Omer Meir Wellber como director musical fue su experiencia en ópera —con casi una veintena de títulos—, ya que hay otros jóvenes músicos "muy grandes", como Dudamel, más destacados por su repertorio sinfónico.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento