El nuevo director del Festival Internacional de Cine de Huesca, Orencio Boix, apuesta por acercar el certamen a la ciudadanía y potenciarlo como mercado cinematográfico entre los profesionales del sector.

El 1 de enero se hará efectiva la toma de posesión del director y realizador oscense Orencio Boix como nuevo director del certamen, que celebrará su 39 edición del 3 al 11 de junio de 2011. En esta nueva etapa, Boix propone compactar la programación con las sesiones dentro y fuera de concurso y acercar el festival a la ciudad, así como convertirlo en un foro de análisis donde tengan cabida entidades como la Universidad.

También aboga por potenciar la muestra cinematográfica como mercado, donde los cortometrajistas profesionales puedan vender su obra. En definitiva, adaptar a los nuevos tiempos el festival pero siguiendo la línea de trabajo que en las 38 ediciones anteriores ha consolidado la muestra como un "referente internacional" que proyecta la ciudad de Huesca entre los profesionales del cine y que es, de hecho, "el evento cultural más importante de Aragón, gracias a nombres como Pepe Escriche, Ángel Garcés o Domingo Malo", ha destacado Boix.

Asimismo, Boix desea que el festival contribuya a potenciar los "muchos talentos vinculados al cine que existen en esta ciudad", de la que han surgido importantes directores como Carlos Saura. Para ampliar el espectro audiovisual en la ciudad de Huesca, además de seguir trabajando paralelamente con festivales como Periferias o la muestra de videorrealizadores, "faltan subvenciones".

En este sentido, como primer paso en el proceso de organización de la 39 edición del festival de Cine, la dirección ha iniciado la solicitud de subvenciones al Ministerio de Cultura y, además, ya se han abierto varias líneas de trabajo sobre lo que se basará la programación del festival del 3 al 11 de junio.

Consulta aquí más noticias de Huesca.