El secretario general y portavoz en el Congreso de ERC, Joan Ridao, ha valorado este jueves como una "buena noticia" la absolución de Arnaldo Otegi, Joseba Álvarez y Joseba Pernach por parte de la Audiencia Nacional por participar en el mitin de Anoeta del año 2004.

A su juicio, se debe "encauzar un acuerdo por la vía del diálogo político, restaurando todos los derechos civiles y políticos, empezando por liberar a Otegi, que sigue en la cárcel y que ha sido juzgado simplemente por motivos políticos", a la vez que ha reclamado "derogar una Ley de Partidos y un pacto antiterrorista que es dudosamente democrático, además de excluyente".

Para Ridao la decisión de la Audiencia Nacional da "todavía más razones" a ERC y a las otras formaciones que se han opuesto a la reforma electoral ideada por PSOE y PP para cerrar a Batasuna todas las vías de acceso a las instituciones.

"Una reforma de la Ley Electoral que va en contra del signo de los nuevos tiempos, que es una vuelta de tuerca más a una ley de partidos y a un pacto antiterrorista que nada va a favorecer el objetivo de la paz en el País Vasco", ha sentenciado.

Que no esperen vencedores y vencidos

En cualquier caso, ERC ha vuelto a exigir a ETA "un cese total permanente, definitivo, unilateral, de la violencia, sin contraprestaciones y evidentemente verificado también internacionalmente", si bien ha añadido que "ni el cerco policial, ni la debilidad operativa de ETA, ni la presión del colectivo de presos, por sí solos, van a acabar con el fenómeno de la violencia en el País Vasco, en términos de derrota total, de vencedores y vencidos".

El portavoz de los independentistas catalanes dice entender "el escepticismo que generan los antecedentes fallidos con ETA, como la última tregua fracasada", pero también observa en el PSOE "un cierto tacticismo, un cálculo partidista, en estos momentos totalmente inoportuno".

"No es nada fácil, el momento exige valentía, exige arriesgar e incluso generosidad —proclama—. La historia demuestra que un proceso de esta naturaleza reclama altura de miras, reclama aparcar la visceralidad, dejar esa lógica y pesada mochila de dolor y de resentimiento, porque son los principales ingredientes que van a poder desbloquear un proceso complejo y enquistado".