La Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) del UGT ha considerado un "éxito" desde el punto de vista laboral la reversión de 17 concesiones privadas de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa), dependiente de la Junta de Andalucía.

En una nota, el secretario federal de MCA-UGT y responsable del sector de automoción, Rogelio Luis Mena, explica que en enero concluye la última reversión de las concesiones privadas, iniciadas en junio de 2006. Así, destaca "la normalidad, el cumplimiento de la legalidad, la carencia de conflictos y la absorción de los trabajadores con las máximas garantías de estabilidad en el empleo" como ejes predominates del proceso.

"La reversión de las ITV privadas a la empresa pública Veiasa ha sido ejemplar en materia de gestión y de derechos laborales", reconoce Mena.

Así, indica que Andalucía ha pasado de tener cinco ITV públicas y 17 privadas a un total de 54 ITV públicas, un número que se ampliará próximamente, "además de mejorar y acercar el servicio a todas la zonas y contemplar, no solo la rentabilidad económica, sino también la social". "Esta comunidad está siendo ejemplo en calidad, profesionalidad, eficacia, eficiencia, y también debe serlo en condiciones laborales, económicas y sociales, para prestar el mejor servicio a todos los ciudadanos andaluces", insiste Mena.

En este marco, MCA-UGT destaca la "importante" labor de las ITV en España por su incidencia positiva en materia de seguridad vial, que se está traduciendo en "una reducción significativa de la siniestralidad en las carreteras como consecuencia directa de la detección de fallos y defectos mecánicos durante las inspecciones de vehículos que son posteriormente corregidos".

Además, valora su labor de control medioambiental por la vigilancia "constante en la emisión de los gases expulsados por los vehículos que se someten a revisión, lo que contribuye a la sostenibilidad ambiental".

Finalmente, resalta el nivel de empleo que generan directamente las ITV y, por extensión, el mantenimiento de la actividad y del empleo en concesionarios y talleres de reparación a los que se derivan los vehículos con defectos para su subsanación, "lo que constituye un activo y una garantía del futuro del empleo", según Mena.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.