La compañía Bambalina Teatre Practicable lleva al Teatro Talía de Valencia, desde esta noche hasta el domingo, día 12 de diciembre, el clásico 'Carmen' combinado con títeres, flamenco y guitarra. El espectáculo ha sido así revisado para integrar diferentes disciplinas en una historia ya conocida.

Así lo ha indicado este jueves en una rueda de prensa el director del montaje, Jaume Policarpo, quien ha estado acompañado por los tres actores principales —David Durán, Merce Tienda y Josep Zapater—, así como por la directora de Teatres de la Generalitat, Inmaculada Gil Lázaro.

El espectáculo, estrenado hace aproximadamente un año, trata de contar una historia romántica y pasional con un final dramático combinando diferentes técnicas: los propios actores, los títeres, instrumentos musicales, la música y otros objetos. Es una propuesta "diferente" que no utiliza el texto, según ha explicado Policarpo.

La historia pretende ser "comprensible" para todo el mundo, por lo que se ha cuidado "mucho" el lenguaje corporal y todo tipo de expresiones. El objetivo es poder presentar la obra en el extranjero y viajar con ella a festivales internacionales, como la compañía ya hace con 'Quijote', espectáculo que ya sido aplaudido en más de 40 países.

Para poder conseguir este objetivo, Policarpo ha indicado que se ha centrado en que el espectáculo no requiriese de demasiada infraestructura para poder transportarla fácilmente. "Partimos de una idea de continuidad y de prolongación en el tiempo y parece que está funcionando muy bien", ha dicho.

Además, Policarpo ha señalado que es una obra "muy exigente" a nivel de interpretación porque los actores "deben estar absolutamente concentrados", ya que "no paran ni un segundo" y en ocasiones realizan varias cosas a la vez: cantar y usar los títeres, o bailar, etc.

A este respecto, Merce Tienda ha indicado que "no hay ni un segundo de parón para ninguno de los tres protagonistas y existen muchas cosas pequeñas de las que acordarse, de ahí la dificultad de poder transmitir bien el mensaje", y también ha apuntado que "a veces es muy difícil pasar de una escena muy trágica a otra muy cómica. Esto requiere mucha concentración", ha insistido.

Por su parte, David Durán, quien ha resaltado que entre los tres actores protagonistas existe una "sensación de grupo", lo que "facilita llegar a una excelencia interpretativa", ha señalado que durante la obra el público pasa por diferentes estados emocionales: risa, llanto, emoción, etc. "Hay un poco de todo, y está muy bien estudiado el producto, por eso triunfa allí donde vamos", ha dicho.

Durán, que ha dicho que le hubiera gustado que la obra permaneciera más días en el Talía, ha afirmado que la iluminación —configurada por él— consta de 'leds' y la luz es así "manipulable" por parte de los actores, que "crearán diferentes ambientes como si fueran objetos o formando parte del conjunto del espectáculo".

Imaginario español

La obra contiene muchas referencias al imaginario español, al 'folklore'. De ahí que se pueda ver una plaza de toro o cerámica de la tauromaquia de Picasso. Además, la iluminación crea barroquismo y expresionismo, según ha señalado Durán. "Es el arte más llevado al extremo", ha dicho.

El espectáculo parte del referente literario y la novela de Merimée se convierte en el eje de este íntimo montaje. El juego interpretativo de los actores se desarrolla en dos planos distintos, el de los personajes interpretados por los títeres y otro que desarrollan los propios actores, en el que dan una visión más externa que aporta cierta ironía y bastante sentido del humor, sobre todo al tratar algunos tópicos sociales.

Tanto el trabajo corporal como la banda sonora, compuesta por Óscar Jareño y Josep Zapater, remiten al mundo del flamenco y a algunos de los temas más conocidos de la ópera de Bizet, incorporando en directo instrumentos como la guitarra y el acordeón.

'Carmen' es una historia romántica y pasional con un desenlace realmente dramático. En la obra se abordan algunos temas universales que tienen gran relevancia en la narración: la mujer, su poder de seducción, el orden social y su subversión o el machismo que asoma el desenlace final.

Consulta aquí más noticias de Valencia.