La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria está satisfecha por los resultados obtenidos por los alumnos cántabros en el informe PISA 2009, ya que en todas las competencias analizadas se han situado por encima de la media española y en el promedio de los países de la OCDE. Además, se ha puesto de manifiesto que el sistema educativo de la región es "altamente equitativo"

Así lo ha señalado la consejera, Rosa Eva Díaz Tezanos, en una rueda de prensa en la que ha valorado y detallado los resultados de esta Evaluación Internacional de Estudiantes que ha analizado la comprensión lectora y el nivel de formación en ciencia y matemáticas de alumnos de 15 años, y en la que han participado 1.508 estudiantes de Cantabria pertenecientes a 53 centros educativos (30 públicos y 23 concertados).

La consejera ha destacado el hecho de que del total de participantes el 36 por ciento son repetidores, porcentaje similar al del conjunto del país, lo que hace descender la puntuación media obtenida, dado que son los estudiantes que peores resultados obtienen.

En concreto, de todos los alumnos 986 cursaban cuarto de la ESO, el nivel que les corresponde por su edad; 389 tercero, es decir habían repetido un curso; y 133 segundo, con un retraso de dos.

Entre los aspectos positivos del informe, que se realiza cada tres años, Díaz Tezanos ha recalcado la mejora lograda en competencia lectora respecto a 2006, y el aumento del número de alumnos en los niveles superiores de rendimiento en las tres materias evaluadas, situándose Cantabria en el mismo rango que países como Reino Unido o Estados Unidos.

En el caso de la competencia científica, los resultados están en el promedio de la OCDE, y tanto en ésta como en matemáticas ha aumentado el alumnado en los niveles más altos de rendimiento, ha dicho.

Ha señalado también que PISA 2009 ha puesto de manifiesto la "homogeneidad" del sistema educativo español y la "alta equidad" del de Cantabria, comunidad que, junto con Aragón, presenta las menores diferencias entre centros. Sin embargo, las "mayores diferencias" se producen dentro del propio centro y entre alumnos y alumnas.

Así, según ha precisado la titular de Educación, mientras ellas logran 506 puntos en comprensión lectora, los chicos se quedan en 470, una diferencia de 36 que es "significativa" y superior a la media española.

Las diferencias se ponen igualmente de relieve en el caso de los repetidores, y son de 80 y 141 puntos respectivamente, dependiendo de si van con un año o dos de retraso respecto a cuarto de la ESO.

Aspectos negativos

En cuanto a los aspectos negativos, ha señalado que ha aumentado el número de estudiantes en los niveles más bajos, debido a la "alta repetición", y las diferencias "significativas" que existen entre alumnos de un mismo centro.

Díaz Tezanos ha asegurado que están satisfechos con el resultado del informe, pero es necesario seguir trabajando para mejorar la calidad del sistema y los aspectos negativos, así como afrontar los nuevos retos que demanda la sociedad.

En este sentido, ha considerado que las líneas de trabajo del Ministerio de Educación están en la "buena dirección", con programas como el de refuerzo educativo, el contrato-programa con los centros, y medidas de profundización de conocimientos, transición educativa, tutorización propia y orientadores.

Respecto al porcentaje de repetidores, ha considerado que es un dato "preocupante" que se mantiene desde hace cuatro años a nivel nacional, y ha consdierado que lo importante es "atajar" desde Primaria cualquier tipo de dificultad que tengan los alumnos, de ahí la "importancia"· de los planes previstos por el Ministerio. DATOS

Respecto a los datos concretos, en competencia lectora los alumnos cántabros han obtenido 488 puntos, 13 más que en 2006, lo que los sitúa por encima de la media española (481) y cerca del promedio de la OCDE (493).

En cuanto a los niveles de rendimiento, que oscilan entre menos 1 y 6, en el inferior se sitúa el 18% del alumnado, frente al 20% de hace tres años; en el de aprobado el 25%; en los intermedios el 51%; en los superiores el 5%, frente a una media nacional de 3%.

En matemáticas, la puntuación es de 495, siete puntos menos que en 2006, que fue de 502, aunque por encima de la media española (483) y en el promedio de la OCDE (496). Por niveles, el 22% se sitúa en los inferiores (en 2006 fue del 17%); y en los superiores el 11%, también más que la media nacional y más que hace tres años.

En competencia científica, se llega a 500 puntos, con un 16% de alumnos en los niveles más bajos; un 52% en los intermedios, y un 7% en los superiores.

La consejera ha señalado que los resultados del informe PISA se analizarán en una reunión con directores de todos los centros educativos para ir "plasmando" medidas y los programas en los que cooperan el Ministerio y las comunidades autónomas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.