El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha reclamado este jueves un proceso "ordenado" de participación así como un estudio "social, económico y ambiental serio" sobre el desarrollo eólico en la bahía de Santander porque, según ha afirmado, no existe un estudio ambiental "mínimamente serio y riguroso que avale que ahí tienen que ir 150 molinos o tienen que ir dos".

A preguntas de la prensa sobre la aprobación de las adjudicaciones a empresarios para el desarrollo de determinados polígonos, De la Serna ha considerado que el Gobierno de Cantabria tendrá que resolver ahora como aprobar un planeamiento "que no sea ad hoc de lo que ha adjudicado".

En este sentido, ha recordado que el Ayuntamiento ha reclamado un plan eólico, inexistente según el Gobierno, si bien ha matizado que aprobar un plan eólico implica aprobar una planificación energética en el Parlamento "preferentemente por consenso político", abrir un proceso de participación social y una evaluación ambiental integrada sobre el conjunto del plan para, a partir de ahí, decidir sobre cada uno de los espacios y polígonos, que también deben tener su evaluación ambiental específica.

"Luego nosotros estamos absolutamente a favor de un plan eólico racional, tramitado administrativamente y con las garantías jurídicas suficientes y que nazca de un proceso de participación política y social", ha remarcado.

Y es que, ha criticado, nada de esto ha existido y el Gobierno ha ido "directamente a adjudicar a grupos empresariales una serie de polígonos sin que en estos momentos tenga la base legal establecida en un planeamiento aprobado", ya que, ha recordado, el único plan existente "sólo habla de 300 megavatios en tres espacios de Cantabria" y no de los 1.400 que se han adjudicado "directamente, sin participación pública, sin acuerdo político".

De este modo, para De la Serna, el Gobierno "ha empezado la casa de manera diferente a cómo se ha empezado en cualquier otra comunidad autónoma, donde se aprueban los planeamientos, se hacen evaluaciones ambientales y procesos de participación pública y finalmente se adjudican los polígonos". Sin embargo, en Cantabria, "se ha ido a adjudicar directamente a los empresarios", ha reiterado.

Por ello, y dado que "ha empezado a ponerse en marcha un motor económico de intereses empresariales" tras el reconocimiento a las adjudicaciones definitivas, el alcalde ha advertido que ahora "tendrán que ser los gobiernos, los políticos, los que tengan que decir que no o que sí a las adjudicaciones que se hayan podido realizar, lo que llama poderosísimamente la atención", ha considerado.

En el caso de la capital cántabra, De la Serna ha recordado que "lo único" que el Ayuntamiento ha reclamado es que el proceso se abriera a la participación en toda la bahía de Santander, "dado que es un patrimonio de todos", pero "ni el Ayuntamiento tiene ni ha tenido capacidad para poder mantener un diálogo sobre este asunto ni se ha informado a nadie", ha lamentado. Además, ha criticado que no hay un estudio ambiental "mínimamente serio y riguroso que avale que ahí tienen que ir 150 molinos o tienen que ir dos".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.