El presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, ha manifestado este jueves en Oviedo que su partido trabajará y defenderá en el Parlamento Europeo que las ayudas al carbón de costes excepcionales, que durarán hasta 2027, incluyan también las ayudas tecnológicas para poder aplicar las medidas que ya se están desarrollando.

"De este modo se podrán aplicar las nuevas tecnologías ya en vías de desarrollo y se podrá alargar la vida del carbón autóctono hasta 2027. Sabemos que es difícil porque no es la filosofía que defiende la CE pero hemos ganado tiempo de 2014 a 2018 para poder llevar a una negociación más amplia e impedir que el carbón tenga una fecha de caducidad", dijo Sánchez.

Sánchez se manifestaba así durante la rueda de prensa ofrecida para analizar la decisión de la Comisión Europea de alargar las ayudas a las minas de carbón no eficientes de 2014 a 2018. El líder del PP asturiano aseguró que aunque dicha decisión "pueda parecer positiva, en una segunda lectura no es así porque se trata de firmar el cierre de las minas".

Por ello indicó que el PP "no se va a resignar ante esta falsa satisfacción" y por tanto va a seguir trabajando por el desarrollo de las energías limpias y negociar dentro de los foros europeos para que la interpretación de los llamados costes excepcionales puedan dar cabida a las ayudas al desarrollo de las nuevas tecnologías.

En este el presidente del PP consideró "un disparate" decir que la decisión de la CE es "una buena noticia" e insistió en que de no vincularse el carbón a las energías limpias "no hay nada que hacer". "Tenemos que trabajar mucho más para que 2018 no sea el final de la minería española y asturiana y por eso queremos engancharnos a esas ayudas a costes excepcionales, así que el PP europeo trabajará en esa línea", dijo.

Sánchez también reclamó al Gobierno una mejor gestión de los Fondos Mineros, ya que a su juicio la actual gestión es "penosa y tremendamente ineficiente con más de 900 millones sin utilizar".

Consulta aquí más noticias de Asturias.