El conflicto de los controladores aéreos ha supuesto que la ocupación turística disminuyera en aproximadamente un 10% en Cantabria durante el pasado puente de la Constitución.

Así, según los datos ofrecidos por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, Francisco Javier López Marcano, la ocupación durante estos días se ha situado en el 62%.

Son unas cifras que, sin ser para "disparar cohetes", el consejero considera "razonablemente buenas", teniendo en cuenta la "incidencia" del "desplante" de los controladores.

Y también son para estar "moderadamente satisfecho" porque otro de los problemas que se ha vivido este puente es el tiempo "inestable", con variaciones de hasta 15 grados en el mismo día que, por ejemplo, provocaron la "mala noticia" del cierre de la estación de esquí de Alto Campoo.

Pese a estas "tinieblas", ha señalado Marcano, hubo equipamientos turísticos que mejoraron respecto al puente del año pasado, como la cueva de El Soplao o el complejo de Altamira, que ha registrado un incremento del 35%.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.