El candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat, Joan Puigcercós, ha advertido este viernes de que un pacto CiU-PP tras las elecciones catalanas significará el retorno a la "Catalunya del No-Do", en referencia a los proyectos que ambos partidos diseñaron en el pasado, como el transvase del río Ebro —que finalmente no se materializó—.

En un mitin de campaña electoral en Deltebre (Tarragona) ante 500 personas, el más multitudinario hasta ahora, ha avisado de que, si el PP desbanca a ERC como tercera fuerza política, infraestructuras como el almacén nuclear podrían instalarse en Catalunya sin la oposición del próximo Govern.

En un acto en el corazón de las Terres de l'Ebre, Puigcercós ha recuperado la advertencia sobre el trasvase y el almacén nuclear, dos de las infraestructuras que más rechazo y movilización han generado en las comarcas del sur de Tarragona.

En este sentido, ha asegurado que ERC es la única garantía de que los territorios alejados de los centros de decisión como Barcelona sean tenidos en cuenta por el próximo Govern, y no sólo se les recuerde cuando hay problemas de agua o se necesita instalar infraestructuras nucleares que no interesan a ningún territorio del Estado.

"Este cambio que dicen que quieren, en definitiva, es un cambio para volver al pasado, para volver al modelo de caciquismo donde se tenía que pedir permiso para todo y veíamos cómo algunos disfrutaban del dinero público para fiestas personales", ha criticado sobre los últimos gobiernos de la federación nacionalista.

Puigcercós ha concluido que en las próximas elecciones está en juego que no se vuelva a repetir el "pacto ignominioso" entre CiU y PP que, a su juicio, supuso un retroceso para las Terres de l'Ebre y Catalunya.

Al rescate de españa

El candidato ha insistido en su crítica sobre el modelo fiscal del Estado, y en esta ocasión ha asegurado que todo el mundo habla del rescate de países como Irlanda y Grecia, cuando ya hace muchos años que "Catalunya está rescatando España".

Puigcercós ha ironizado con que España está más preocupada por la Duquesa de Alba que por el desarrollo de Catalunya y del eje mediterráneo, y ha lamentado que cuando ERC "lee la cartilla" al Estado por el déficit fiscal catalán sólo recibe muestras de rechazo.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.