El "incumplimiento" de la directiva europea sobre tratamiento de aguas residuales urbanas en la Comunitat Valencia ha llevado al grupo parlamentario Compromís a registrar una serie de preguntas en las Corts dirigidas al Consell, al tiempo que, a través del eurodiputado de Iniciativa, Raül Romeva, se ha preguntado a la Comisión Europea (CE) por las medidas que se están tomando ante este "reiterado incumplimiento".

Compromís ha denunciado ante la Comisión Europea que "es evidente que desde la Generalitat, responsable de la protección del medioambiente, no se han puesto en marcha las medidas necesarias para evitar los incumplimientos de la Directiva sobre tratamiento de aguas residuales".

De hecho, según la coalición, la Generalitat "no parece haber tomado medidas para remediar la grave situación" y, sin embargo, ha centrado sus políticas de desarrollo en "promover el negocio inmobiliario, que solo puede aumentar la cantidad de vertidos".

En su respuesta la Comisión Europea ha afirmado que la directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas se aplica a todos los vertidos de aguas residuales procedentes de aglomeraciones de más de 2 000 habitantes. Los plazos para alcanzar los objetivos de tratamiento eran 1998, 2000 y 2005, dependiendo del tamaño de la población en cuestión y de las características de las aguas afectadas.

Los plazos han vencido y "no se han cumplido por lo que respecta a una serie de aglomeraciones españolas, entre las que figuran algunas de la Comunidad Valenciana". Así pues, en mayo de 2010 la Comisión decidió llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por incumplimiento de la Directiva. La Comisión proseguirá el procedimiento jurídico y, en caso de que sea necesario, someterá este asunto ante el Tribunal de Justicia.

La portavoz adjunta de Compromís, Mireia Mollà, ha asegurado en un comunicado que las costas de la Comunitat Valenciana "sufren desde hace décadas el continuo vertido de aguas residuales sin depurar o con proceso de depuración que no satisfacen los requisitos de la Directiva 91/271/CEE sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas". Sin embargo, desde el Gobierno valenciano "no se está haciendo nada para solucionarlo, lo que está comportando estas denuncias desde instancias europeas"

Mollà también ha señalado que las "deficiencias" en depuración en la Comunitat han sido señaladas desde 2001 por varias asociaciones ecologistas, entre otras Greenpeace España. No obstante, varios ayuntamientos "siguen incumpliendo la normativa comunitaria".

Consulta aquí más noticias de Valencia.